Rob Pelinka quiere mantener el núcleo de los Lakers


Los Angeles Lakers tenían el pensamiento de poder forzar un séptimo partido ante los Phoenix Suns pese a los problemas físicos de su principal referencia Anthony Davis. Sin embargo, no lograron su objetivo y finalmente cayeron en primera ronda de los playoffs por un 4-2 en el global de la serie.

Una vez la temporada ha llegado a su fin, la franquicia angelina realizó la habitual rueda de entrevistas donde técnicos y jugadores analizaron el año que han protagonizado, a excepción de LeBron, Caldwell-Pope y Kostas Antetokounmpo que no estuvieron presentes.

“Como equipo nos quedamos cortos, y de alguna forma eso va a ser parte de nuestra motivación y de ponernos a trabajar para volver a conseguir el campeonato. Queremos empezar el próximo campus de entrenamiento con una plantilla muy sólida”, explicó Rob Pelinka.

En los próximos meses el dirigente de los Lakers deberá supervisar una veintena de decisiones, ya que ocho de sus jugadores saltarán a la agencia libre, y también está el caso de Montrezl Harrell, quien cuenta con una opción de jugador valorada en 9,7 millones de dólares.

Pelinka fija como objetivo “mantener el núcleo” del equipo, ya que tiene la firme creencia de que los Lakers sin lesiones habrían llegado mucho más lejos en la temporada. Fueron séptimos en el Oeste con un récord de 42-30, habiendo de disputar el Play-in Tournament.

“Estoy convencido de que, nuevamente, sin alguna de las circunstancias que hemos tenido este año, los desafíos que hemos tenido, seríamos un equipo de calibre de campeonato”, admitió. “Así que nuestro objetivo es el de mantener a este grupo unido”, agregó.

Con más de 100 millones de dólares comprometidos entre LeBron, Davis, Caldwell-Pope y Kyle Kuzma, Rob Pelinka tiene el beneplácito de Jeanie Buss y su directiva para superar el impuesto de lujo si fuera necesario para conquistar el 18º título de la historia de la franquicia de oro y púrpura.

“Jeanie y su directiva han habilitado sus oficinas para hacer una cosa y es construir de forma inteligente una plantilla que dispute el campeonato”, señaló Pelinka. “Creo que el año que viene con todos nuestros seguidores presentes, les debemos todo el trabajo para construir un equipo campeón que pueda hacer cosas especiales el próximo año. Esa es la pasión que nos impulsa y hay una conexión muy buena entre Jeanie, los directivos y los entrenadores”, explicó.

Schröder

El base Dennis Schröder dejó muy claro que no rechazó una extensión de contrato mediante cuatro años y 84 millones de dólares en su día. El alemán estuvo involucrado en conversaciones de traspaso con los Toronto Raptors. Por ello decidió esperar hasta verano para decidir su futuro con los Lakers.

“Permíteme aclarar eso primero. No rechacé la extensión porque estaba en plenas conversaciones de traspaso”, admitió Schröder. “También soy propietario de un equipo en Alemania. Intento dirigir mi organización de la forma más justa posible, y al final del día todo es un negocio. Y eso es lo que Rob (Pelinka) también hizo. Me dijo que escuchó las ofertas. Que habló con ellos. Y yo también valoré mis opciones. En realidad no sabes lo que puedes conseguir, y siempre tienes que valorarlo todo”, explicó.

Pese a que casi termina en Canadá a cambio de Lowry, Pelinka le tiene bien presente para el futuro y sabe perfectamente todo lo que puede aportar sobre el parqué.

“Creo que todos podemos ver su trabajo, y es un competidor extremo a ambos lados de la pista. Defiende a los muchachos, selecciona a los jugadores en la pista, se lanza en busca de balones sueltos, llevando esa energía al lado defensivo. Y por supuesto tiene esa capacidad fantástica para anotar desde el puesto de base. Valoramos todas esas cualidades. Hay muchas cosas que estudiar, pero sin duda Dennis es un jugador muy atractivo para nosotros por todo lo que aposta”, destacó el dirigente.

Drummond

Andre Drummond llegó como agente libre tras sellar su salida de Cleveland, y en 27 partidos oficiales no ha logrado establecerse como ese interior dominante que pretendían. El juego del pívot ha estado marcado por la irregularidad, y es otro que deberá evaluar su futuro con los angelinos.

“Creo que he aprendido muchísimo simplemente estando cerca del cuerpo técnico, de mis compañeros… Tenemos un grupo increíble aquí. Estamos ansiosos por construir mucho más”, señaló Drummond.

Harrell y Gasol

Y como también sucede con Andre Drummond, el futuro de sus compañeros Montrezl Harrell y Marc Gasol también está en el aire. El primero porque se reserva a ejecutar o no su opción de jugador, y el español porque ha tenido una temporada bastante complicada donde ha reconocido por momentos no estar cómodo con su rol en el equipo.

“Llegué todos los días e hice mi trabajo”, admitió Harrell. “Hice lo que me pidieron que hiciera. E hice mi papel. Así de simple. En cuanto a mi futuro, ahora mismo no sé qué me deparará. Acabamos de terminar ahora mismo. No puedo darte una respuesta”, agregó.

Por su parte, Gasol ha tenido un año incómodo. Su juego, su papel, su liderazgo… Nada salió a pedir de boca, pero se muestra agradecido por la oportunidad que le han brindado los Lakers.

“Estoy muy agradecido por el año que he tenido. Sé que no ha terminado de la forma que queríamos, pero ya sabes, probablemente ha sido mejor de lo que parecía fuera. Al menos para mí. Simplemente disfruté de algunas cosas que pasaron. Y de otras que no hice. Pero traté siempre de ser positivo y estoy muy agradecido por la oportunidad que me han dado”, explicó.

Vogel

También se valorará el futuro de Frank Vogel como técnico jefe de los Lakers. Entrará en su último año garantizado de los tres que acordó en el verano de 2019. Por el momento no dejó claro si ha negociado o no una posible extensión.

“Prefiero que esas conversaciones sigan siendo privadas. Obviamente me encanta estar aquí. Amo esta organización y me gustaría ser un Laker de por vida”, admitió.

Morris

El gemelo Markieff Morris nunca se ha caracterizado por morderse la lengua en su declaraciones, e insinuó que en la plantilla hay unas cuantas “manzanas podridas” que no han trabajado por el bien colectivo.

“Lo que yo siento es que tenemos que tener a muchachos que salgan para ganar”, destacó. “Sacrificar lo que sea necesario para ganar. Estar en la alineación o estar fuera. No recibir tus lanzamientos y recibirlos. Necesitamos aquí a hombres que estén probados en batallas. Necesitamos a gente que tenga un objetivo común en mente y eso significa ganar el campeonato. Cuando estás en un equipo con LeBron y AD, sabes que vienes aquí para ser un jugador de rol. Sé el mejor en tu rol. Y eso es lo que necesitamos. El año que viene necesitamos la misma camadería de cuando ganamos el campeonato en la burbuja para volver a ganarlo otra vez”, concluyó.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.