Roban tres anillos de campeón a A.C. Green

Aquellos que siguieran la NBA en los 80 a buen seguro recuerdan a , un ala-pívot que fue un clásico de los en aquella época.

Green era famoso no sólo por tener un importante rol en los Lakers. Durante su carrera llegó a participar en 1.192 partidos de forma consecutiva, el récord absoluto de partidos disputados consecutivamente por cualquier jugador en la historia. Green jugó con lesiones, dientes rotos y otro tipo de problemas con tal de ir elevando la impresionante cifra de partidos. Incluso en algunos partidos sólo disputó pocos segundos para no perder la racha. Por otro lado, el hecho de practicar la abstinencia sexual hasta el matrimonio y hacerlo público fue otro de los detalles que hicieron crecer su fama.

Pues bien, esta semana Green ha vuelto a ser protagonista en los medios ya que se ha sabido que le han sido sustraídos sus tres anillos de campeón de la NBA de las temporadas 1987, 1988 y 2000.

De acuerdo a un informe de la policía, los tres anillos fueron robados de su casa por tres trabajadores encargados de llevar pertenencias de Green a un almacén. Cuando el excusador volvió a casa comprobó que los anillos de campeón habían desaparecido. Se estima que cada unidad tiene un valor de 25.000 dólares.

“Para él, no tienen precio”, declaró un sargento de la policía de Palos Verdes States. “Valen mucho dinero, especialmente para alguien que sea coleccionista. Va a resultar realmente complicado que alguien los pueda vender”.

“Hemos hecho pública esta noticia para que lo sepa más gente y nos puedan ayudar”, añadió el sargento. “Seguro que muchos aficionados de los Lakers no quieren que uno de los mejores jugadores que jugó para ellos durante tanto tiempo pierda sus anillos”.

A.C. Green, de 49 años, fue All-Star en 1990 y también colaboró en el campeonato de los Lakers en 2009 de forma no oficial.

Fuente | Dailybreeze.com





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.