Sacramento Kings vive su mes más ganador en 12 años

Días de vino y rosas en los inesperadamente fiables Sacramento . El equipo que dirige Dave Joerger derrotó a los Orlando Magic el pasado martes y acumula cinco victorias por solo tres derrotas (5-3) en el arranque de competición.

Los Kings sorprenden hasta tal punto con su inicio de temporada que se han situado en posición de playoffs, cuando hace solo un mes eran el principal candidato (¿lo siguen siendo?) a peor equipo del Oeste.

Muchas cosas ha corregido el desvalido conjunto de California, que en años anteriores no hizo sino regodearse en su propio residuo. La organización que ahora preside Vlade Divac lleva, de hecho, con récord final negativo y sin disputar postemporada desde el año 2006. El camino ha sido (está siendo) terrible. Algo indigno.

Pero en el nuevo grupo de jóvenes parece que hay cierta esperanza, a futuro cuanto menos. Los nuevos Kings juegan más rápido que nunca (tercer equipo con más ritmo de posesiones en este arranque), anota como pocos (séptimo en puntos por partido) y también está acertando sobremanera en el lanzamiento a canasta (49,8 en tiros de campo, 3º de toda la NBA) y en triples (4º con 40,0 por ciento de acierto).

Correr, ritmo, acierto y anotación fiable del grupo joven que ha tomado las riendas en la capital de California (De’Aaron Fox, Willie Cauley-Stein, Buddy Hield, el cachorro Marvin Bagley, acompañados por un renacido Nemanja Bjelica). Todos ellos, sobre todo ellos, están haciendo un gran arranque de temporada y cimentan el despertar de los Kings.

Mejor mes desde 2006

A tanto llega el revuelo de victorias en Sacramento que la franquicia ha vivido en este octubre de 2018 el mes con mayor récord ganador (62,5 por ciento de partidos con victoria) desde (!!) abril del año 2006. La muestra tiene en cuenta los meses en los que el equipo disputó al menos cinco partidos y fue revelada por Justin Kubatko (portal Statmuse).

Será difícil que los Kings mantengan semejante ritmo; quimérico que puedan pelear por los playoffs… Pero Sacramento es otra de las gratas sorpresas para la NBA en esta nueva temporada. Una franquicia con años pasados brillantes y que en la modernidad se encontraba encallada sin remedio en sus malas decisiones. Parece, no obstante, que podría haber empezado a reunir los jugadores que le hagan dejar las fosas abisales de la liga.