Scary Terry sobre la bocina, y adiós Warriors


Si nuestro compañero Jorge Roche no dudó en usar el término Big Three para referirse a Doncic-Porzingis-Hardaway Jr., no veo yo por qué no iba a poder hacer lo mismo con el que maravilla a propios y extraños en Charlotte Hornets: Gordon Hayward, Terry Rozier y LaMelo Ball.

Bromas a parte, el ex de los Boston Celtics (y no me refiero a Hayward, sino a Rozier) está rindiendo a un nivel espectacular digno de All-Star, y si lo que está haciendo en este mes de febrero se extendiese a toda la temporada sin lugar a dudas estaría entre los reservas seleccionados del Este. El guard, en dicho lapso, está promediando 28,6 puntos con un acierto escandaloso (56% en tiros de campo y 51,6% en triples), pero lo de ayer fue ya el no va más.

Antes, por supuesto, hay que señalar que Steph Curry, motor, carrocería e incluso limpaparabrisas de estos Warriors, fue baja por enfermedad, y algo así debe ser aprovechado por cualquiera que sea su oponente. Los Hornets, de manera vibrante y con un guión casi surrealista como veremos a continuación, así lo hicieron.

Noche igualada

El partido se movió casi todo el tiempo con intercambios en el marcador y ligeras ventajas que no superaban los cinco puntos. Kelly Oubre Jr. (25 puntos) fue la bomba de oxígeno de los de San Francisco durante toda la velada, y sigue dejando claro que flotarle en el tiro ha dejado de ser una buena idea. Juan Toscano partió de titular para cubrir la ausencia de Steph, pero fueron Wiggins, Eric Pascall, Wanamaker y Lee quienes, con dobles dígitos cada uno, cubrieron mejor el tremendo vacío ofensivo dejado por éste.

James Wiseman tampoco juega desde finales de enero, pero no fue desde la pintura desde donde los Hornets trataron de construir su ventaja sino que lo hicieron desde el triple, donde con un 50% de acierto total merced a una gran circulación, se mantuvieron en el encuentro, compensando así el alto número de pérdidas sufridas, más mérito de los Warriors por sus intensos marcajes y su anticipación en las líneas. Precisamente LaMelo, quien no tuvo su noche en el tiro, firmó 5 pérdidas por sus 7 puntos y 7 asistencias, pero el base no es de los que se esconde, y su permanente energía y la ausencia total de miedo en la toma de decisiones hacen que James Borrego no lo saque del encuentro incluso en finales turbios como el de ayer.

Desenlace de película

Decía que el choque estuvo igualado, pero a falta de cinco minutos amagó con romperse un par de veces, con los Warriors abriendo brechas de diez puntos ante la que PJ. Washington y Terry Rozier respondían con acierto desde las esquinas. Sin embargo, si diez puntos parecen un buen margen, qué decir de ir dos arriba y tener la posesión a falta de 20 segundos para el final. Pues en esa tesitura estuvieron los de Steve Kerr.

Rozier venía de anotar dos triples descomunales, pero aún así Wiggins tenía el balón y la oportunidad de poner en práctica todo aquel clutch player que el coach Thibs se mató por moldear en Minneapolis. Sin embargo, el locutor (de los Warriors) ya gritaba ‘Noo!’ nada más ver como el balón salía despedido de Andrew desde el triple en una mala selección, intuyendo el tiro al hierro. Pero es el rebote fue a las manos de Wanamaker. Ahora sí.

O ahora no. PJ y LaMelo se lanzaron a por él, y con una magnífica defensa doble lograron aferrar el balón y que los árbitros indicasen jump ball.

Y de ahí el desastre. Gordon Hayward ganó la pelota suelta tras el salto. Más bien se lo encontró tras el rechace de Draymond Green, quien no pudo hacerlo peor. el ala-pívot lanzó desaforado contra Hayward, tratando de provocar justo lo que dos minutos antes, otro jump ball, pero los colegiados, en la decisión polémica del partido, señalaron tiempo muerto presuntamente pedido a tiempo por Charlotte, y Green, rey de la sangre caliente, perdió los papeles.

Segunda técnica, expulsión, y dos tiros libres además de la posesión para los Hornets. Por supuesto, Rozier, con la confianza por las nubes, no iba a fallar. Y tras empatar el partido a 100… ¿alguna duda de para quién sería el posible game-winner?


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.