Se cumplió la lógica: Spurs, 14 victorias seguidas; 76ers, 25 derrotas consecutivas

113 – 91

Pasó lo que tenía que pasar. Los Spurs dominaron a Philadelphia como estaba previsto y lograron su decimocuarta victoria consecutiva a la vez que los 76ers daban otro paso más hacia la humillación historica que supondría ser el equipo con más partidos seguidos perdidos de siempre.



Philadelphia encajó su 25º derrota consecutiva, quedándose a un solo partido de igualar la peor racha de siempre en manos de Cleveland Cavaliers.

decidió que Tony Parker, Tiago Splitter y Danny Green descansaran, pero se encargó de realizar uno de sus habituales partidos tan efectivos y terminó con 19 puntos con 9 de 12 en tiros de campo.

destacó al disfrutar de 28 minutos de juego en los que anotó 22 puntos, capturó 6 rebotes, robó 2 balones y puso 2 tapones.

y fueron los máximos anotadores de los 76ers con 19 puntos cada uno.

Una ‘final’ el jueves

Philadelphia jugará en Houston el jueves con el objetivo de conseguir una improbable victoria que evite que su nombre aparezca en los récords de la historia de la NBA.

Ese partido se disputará el 27 de marzo, casi dos meses después de que el equipo de Brett Brown consiguiera su último triunfo, el 29 de enero.

Un dato a tener en cuenta

Las 14 victorias seguidas que acumulan los Spurs es un récord en temporada regular para Popovich. Nunca antes habían logrado tantos triunfos seguidos en esta época del año, aunque sí llegaron a las 20 victorias una detrás de otra combinando regular season y Playoffs en la temporada 2011-12.

Los Spurs (54-16), poseedores del mejor balance de la NBA, están jugando el que probablemente sea el mejor baloncesto de la liga y encaran la recta final de la temporada con una sola cosa en mente: el anillo.