Sean Kilpatrick ya está disponible

Y titulamos así en lugar de afirmar, como suele hacerse, que un jugador ha sido despedido. Porque pasará muy poco tiempo en este limbo.

Como todo indicaba, Kilpatrick, escolta de 27 años, ha sido el elegido y damnificado para la llegada de Nik Stauskas, ya que el otro trueque, hombre por hombre —más una ronda—, lo sellaban Jahlil Okafor y Trevor Booker.

La historia reciente de Kilpatrick ha sido la antítesis al refrán ‘quién siembra recoge’. 

Curva ascendente

Tras unos primeros años discretos en la Liga —ni siquiera fue seleccionado en el Draft de 2014—, hacía bueno el contrato de 10 días firmado en febrero de 2016 con los Brooklyn . Desde ese momento, se convirtió en una de las mejores armas de los neoyorkinos en el campo de la anotación, combinando actuaciones algunas superiores a los treinta puntos.

De poco le ha valido. El curso 2016/17 lo cerró con promedios de 13,1 puntos, 4 rebotes y 2,2 asistencias en 25,1 minutos. Sin embargo, algo en su juego no ha tenido que convencer al que ha sido su entrenador jefe, , o simplemente éste no encajaba en su nuevo y joven proyecto de futuro que son los Nets. El caso es que esta temporada estaba teniendo un circunstancial papel de 11,4 minutos para 4,9 puntos de media.

Despedido pues, y con cartel de waiver durante 48 horas, las otras 29 franquicias tienen vía libre para echarle el guante a este anotador válido para casi cualquier rotación —1,5 millones de dólares de ficha para esta única temporada—. De lo contrario, se convertirá en agente libre y podrá negociar su futuro con quien quiera.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Ben Simmons, triples-dobles a la altura de Jordan y otros elegidos

Nicolás Brussino, cortado por los Atlanta Hawks

Siguiente