Seth Curry, el comodín de los 76ers


El espacio y la interpretación del mismo se han convertido en una de las claves del baloncesto actual. Es un hecho que el campo se está quedando pequeño y que no se entiende ya un quinteto sin tiradores puros para hacerlo más grande. Por lo que muchas franquicias están rodeando de triplistas a sus mejores hombres para que estos puedan destacar sin tantas ayudas defensivas. En particular, equipos en los que sus estrellas no son grandes tiradores de larga distancia, como los Philadelphia 76ers. Para aumentar el impacto de Joel Embiid y Ben Simmons, la gerencia agregó diferentes especialistas desde más allá de la línea de tres, entre ellos Seth Curry.

Un reputado jugador que ha tardado bien poco en convencer a los aficionados del equipo y que ha encajado como anillo al dedo. Se ha mostrado muy acertado en este inicio de competición con un 51,5% en triples, tirando 5,5 por enfrentamiento. Una nueva arma ofensiva para los de Philly que han obligado a ajustar a muchas defensas y están mostrando la mejor versión de otros jugadores. Más de la mitad de los disparos que el ex de los Mavericks realiza por encuentro son triples, y en un equipo tan dependiente del espacio eso le convierte en uno de los jugadores más usados. Con 29,7 minutos por noche es la temporada que más está jugando de su carrera, y junto a Ben Simmons, se ha convertido en la segunda dupla más usada del equipo. 

Un incremento que le hace sentirse muy bien en su nuevo destino, y que hace que los Sixers tengan a cuatro jugadores tan determinantes y diferentes como Tobias Harris, Joel Embiid y Ben Simmons. Y es que cuando parecía que los pupilos de Doc Rivers iban a estar estancados otro año en un juego con más sombras que luces, Seth le ha dado ese matiz tan particular que el equipo necesitaba.

La variedad de los de Philadelphia ha sido todo un éxito hasta el momento, un aspecto que con un balance de 5-1 Seth Curry ha querido comentar. Destacando su papel y como ha evolucionado el equipo con él: “He tenido muchas más jugadas de pick and roll con Joel Embiid y algunos manos a mano con Ben Simmons, incluso con Tobias Harris en algún momento, así que todos están tocando el balón. Todo el mundo es una amenaza, obviamente, los defensores me cerrarán en la línea de 3 puntos, así que puedo hacer muchas cosas diferentes, como poner la pelota en el suelo”. Todo esto le sitúan en el entorno propicio para brillar, por lo que ahora solo queda disfrutar de la que pueda que sea por edad y rendimiento la mejor temporada de su carrera.

(Fotografía de portada de Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.