Sexta derrota consecutiva de los Lakers

79 – 94

La temporada de Los Angeles Lakers comienza a descarrilar seriamente. El equipo de Mike D’Antonio sufrió anoche su sexta derrota consecutiva y si había esperanzas de poder conseguir los Playoffs, éstas parecen ir desvaneciéndose a un ritmo muy rápido.



Milwaukee, el equipo con peor balance de victorias y derrotas de la NBA, aprovechó el mal momento de los angelinos y consiguió una rara victoria en el Staples Center.

Los Bucks iniciaron el encuentro con un parcial favorable de 14–0 y a partir de ahí fueron manejando los tiempos ante un rival falto de efectivos para conseguir su segunda victoria en los últimos 10 partidos jugados.

fue el gran protagonista al disputar el mejor partido de su carrera, consiguiendo 37 puntos y 8 rebotes. Su labor en la dirección, eso sí, fue escasa, ya que sólo repartió 2 asistencias. Su compañero aportó 15 puntos y 12 rebotes.

Por los Lakers los mejores fueron y , autores de 25 puntos cada uno. Young fue titular por séptima vez en la temporada.

Sin embargo el resto de sus compañeros no estuvieron a la altura, terminando entre todos con 29 puntos y un paupérrimo 11 de 37 en tiros de campo.

Demasiadas bajas

D’Antoni se vio obligado a contar con un equipo de circunstancias debido a las numerosas bajas de la plantilla. A saber:

  • Kobe Bryant
  • Steve Nash
  • Steve Blake
  • Xavier Henry
  • Wesley Johnson

Por si esto fuera poco, Gasol aún no está totalmente recuperado de su infección respiratoria y tuvo que abandonar el encuentro a los 20 minutos de juego tras sentir dolor en la zona que le tuvo apartado del equipo cuatro semanas.

“Estamos en el punto más bajo”, dijo D’Antoni. “Las lesiones han afectado a todo el mundo, pero tenemos que unirnos y salir adelante como podamos. Creo que Pau ha jugado con intensidad, a pesar de que estaba un poco oxidado de primeras. No tenía buena pinta en el primer cuarto, pero a partir de entonces mejoró”.

 Como en 2003

En la temporada 2002–03, los Lakers se plantaron el 1 de enero de 2003 con un balance de 13–19, el mismo con el que figuran 11 años después. En aquella ocasión los Lakers venían de ganar tres anillos consecutivos, pero el equipo de la presente campaña dista mucho del de aquel entonces.

El catastrófico dato

Los Lakers esperaban que los recientes partidos les sirvieran para enderezar el rumbo y volver a pelear por puestos de Playoffs, pero la realidad se ha tornado muy diferente.

Los californianos han sufrido tres derrotas consecutivas ante Utah, Philadelphia y Milwaukee, los tres peores equipos de la NBA. El balance de los Lakers (13-19) no invita al optimismo.