Sin Derrick Rose, sin Luol Deng… Joakim Noah sigue rugiendo

Chicago 103 – Philadelphia 78



Siete victorias en los nueve últimos partidos, ese es el balance de unos Chicago Bulls de los que muchos pensaban que daban la temporada por perdida con la salida de Luol Deng, pero que lejos de dejarse llevar están volviendo a sacar ese espíritu de equipo del que ya hicieron gala la campaña pasada.

Para este resurgir está teniendo mucho que ver el gran momento de , quien volvió a demostrar su estado de forma en la visita de los Philadelphia 76ers con 21 puntos y 16 rebotes. “Me siendo sano y cómodo en la cancha. No me sentía así desde hacia mucho tiempo“, señaló tras el partido el pívot francés, que acumula 12 partidos sumando al menos 10 rebotes, su mejor racha en la NBA.

La aportación del banquillo también fue determinante en este nuevo triunfo de los de Chicago con 13 puntos de Tony Snell y 19 puntos y 8 asistencias de ; números a los que hay que sumar un nuevo doble-doble de Carlos Boozer (15 puntos y 13 rebotes).

Los 76ers por su parte vivieron una nueva noche aciaga desde más allá del 7,25. Si ante los Miami Heat hicieron un 2 de 20 en triples, ayer casi lo igualaron con un 2 de 19. Pese a ello, su entrenador, Brett Brown, sigue confiando en su sistema de juego. “Cuando uno mira hacia atrás ve que los tiros de tres han sido pobres. Pero hemos trabajado mucho y no vamos a cambiar. Vamos a seguir desarrollando y trabajando en la técnica del tiro“.

Con esos malos porcentajes en el triple, sólo tres fueron los jugadores que llegaron a los dobles dígitos en puntos y por poco. (10), James Anderson (11) y Thaddeus Young (12).

Así, los Bulls continúan con su buena racha y consiguieron su triunfo más abultado de la temporada con 25 puntos de diferencia para auparse al sexto lugar de la Conferencia Este.