Sin prisas con Porzingis: los Knicks prefieren renovarle el próximo verano

sigue cien por cien centrado en lograr el mejor tono físico tras la grave lesión que sufrió la temporada pasada. Sin embargo, y aunque lo deportivo prima ahora mismo en sus objetivos, en el horizonte asoma otra circunstancia realmente importante para su futuro: la renovación con los .

Ahora mismo, la franquicia neoyorkina tiene sobre la mesa la posibilidad de extenderle un contrato por el máximo, lo que supondría ver al letón vestido de knickerbocker para los próximos 5 años y por un valor de 158 millones de dólares. Para cerrar ese posible acuerdo, los Knicks tienen hasta el 16 de octubre exactamente, inicio de la siguiente campaña, para firmar esa ampliación de su contrato como rookie, ya que Porzingis es miembro de la camada del Draft de 2015.

Sin embargo, tal y como informa New York Post, a pesar de que renovarle lo antes posible es el paso más lógico que uno pudiera imaginar para el equipo, lo cierto es que en las oficinas de la organización creen que lo mejor es renovarle el próximo verano. En tal situación, Porzingis sería agente libre restringido, lo que posibilitaría a los Knicks poder igualar cualquier tipo de oferta que otro equipo le hiciera, algo que supone una garantía bastante alta para lograr retenerle.

¿Para qué esperar?

El primer motivo es económico. Si renovasen ya a Porzingis, los Knicks no podrían tener un margen de 10 millones de dólares para usarlo en la siguiente agencia libre. Esta restricción va en contra de los planes del equipo – y seguramente hasta del mismo jugador –, ya que las aspiraciones pasan por ir creciendo poco a poco, y eso supone atraer más grandes jugadores.

En el cóctel tampoco puede obviarse un ingrediente más, aunque los Knicks no sean tan explícitos en este caso: el jugador está terminando de salir de una lesión larga y complicada como es una rotura en el ligamento de la rodilla y, estratégicamente, quieren protegerse antes de tomar cualquier situación que les hipoteque durante demasiado tiempo. Todos los factores sobre la balanza.

Tranquilidad en NY

A pesar de que esta idea de esperar a renovarle pudiera parecer peregrina o arriesgada, los más altos cargos de la franquicia lanzaron anoche un mensaje de absoluta tranquilidad al respecto. Tanto es así que Steve Mills, presidente del equipo, y Scott Perry, manager general, calificaron a Porzingis como “La Franquicia”.

“Nuestra filosofía se basa en estar siempre comunicados con Porzingis”, señalaba Perry en rueda de prensa. “Se trata de una situación a largo plazo. Obviamente, influye el tema del espacio salarial que tendríamos en julio. Pero sentimos que estamos en un gran momento con él, tanto como él lo está con nosotros. Y vamos a tratar de hacer lo mejor para él y para la organización”.