Singler y su nueva etapa en el Obradoiro: “Quiero disfrutar de mi temporada aquí”

A finales del mes de agosto, era despedido por los . Como el jugador de Oregón tenía todavía 5 millones de dólares pendientes por cobrar, se le aplicó la Stretch Provision para extender el pago de ese salario en las próximas cinco campañas, a razón de 999.200 dólares por cada una de ellas.

Desde ese momento, Kyle Singler, de 30 años, preparó su regreso a Europa, donde había jugado previamente en Alicante y en Madrid. Y fue el Monbus Obradoiro el que se hizo con una pieza muy cotizada de cara a la 2018-19. El plantel gallego de la Liga Endesa presentó al alero este martes 9 de octubre. Antes, el propio Singler ya había debutado con su nuevo equipo, en la derrota que sufrieron los de Moncho Fernández ante el Iberostar Tenerife y donde el ex de Duke aportó 4 puntos en 14 minutos.

“Me siento afortunado de formar parte del equipo”, apuntó en su presentación, en unas declaraciones facilitadas por el Departamento de Comunicación del Monbus Obradoiro. “Mis primeras impresiones están siendo muy buenas. Me han dado una gran bienvenida, ofreciéndome toda la ayuda posible para conocer a mis entrenadores, compañeros de equipo y a todo el personal del club. Moncho es un entrenador inteligente, nos ofrece todos los conocimientos e información de calidad para alimentarnos, hacernos mejores y ganar más partidos”, destacó Singler sobre el equipo, el entorno y su nuevo entrenador.

Sobre su decisión de recalar en el Obradoiro, el ex del y del explica que no fue algo muy complicado. “En primer lugar, porque ya tenía una relación previa con el director general, José Luis Mateo, ya que coincidimos en Alicante. Además, a todas las personas que pregunté que conocen el club solo me dijeron cosas buenas sobre el equipo. Así que fue fácil. Quiero disfrutar de mi temporada aquí”.

Una buena carrera universitaria y profesional

Singler fue campeón de la NCAA con Duke en 2010 y MVP del Torneo de la NCAA. En su primer curso como profesional, el 2011-12, y debido al cierre patronal de la NBA, recaló en Alicante para a los pocos meses firmar por el Real Madrid y ganar la Copa del Rey de 2012. Ese mismo año voló rumbo Detroit para enrolarse en los Pistons, que lo habían seleccionado en la segunda ronda del Draft de 2011. Con Detroit estuvo hasta febrero de 2015, cuando fue traspasado a los Thunder, con los que renovó en el verano de 2015. Sin embargo, su papel en OKC fue decayendo con el paso de las campañas y en la 2017-18 solo apareció en 12 encuentros y un total de 57 minutos. En su carrera NBA firma 356 partidos, para 6,5 puntos y 2,9 rebotes.