Stephen Curry cree que tiene que ser el MVP de la temporada


Por increíble que parezca, puede que estemos ante el mejor momento individual en la carrera de Stephen Curry. El dos veces MVP vive un idilio con el triple difícil de creer incluso para su condición como mejor tirador de la historia. Su exuberancia además está rodeada del contexto más complicado de su trayectoria desde que entrase en su apogeo. Teniendo que echarse a los Warriors a la espalda como nunca antes. Visto lo visto, no extraña que ante la pregunta sobre levantar su tercer premio MVP esta temporada el base responda con un “tengo que serlo”.

“Seguramente no lo acabe ganando, pero que sea lo que sea” se replicaba rápidamente a sí mismo durante su intervención en The Rex Chapman Show. Curry sabe que no depende de su intachable rendimiento, sino del puesto que ocupa su equipo en la clasificación. Algo que no impide que la estrella de Golden State juegue cada noche con la convicción de ser el mejor jugador del mundo. De hecho, no está ni mucho menos descartado en unas quinielas que, con la salvedad de Jokic como máximo favorito, no han parado de alternar nombres. Joel Embiid parecía descarrilado, pero tras su lesión ha vuelto a estar en la terna. James Harden, que asomaba la cabeza hace dos semanas, se borró tras los problemas musculares que aún le mantienen alejado de pista. A otros como Chris Paul, Giannis o Julius Randle no parece que les vaya a alcanzar.

Así las cosas, el base de los de San Francisco le aguanta la comparación a cualquiera. Sus últimas actuaciones han sido la guinda a una temporada numéricamente a la altura de sus topes de carrera. Exceptuando su pobre partido contra Wizards, Curry viene de anotar más de treinta puntos en sus últimos cinco partidos, cuatro de ellos por encima de cuarenta y uno de 53 puntos contra Denver. En estos mismos ha superado los diez triples anotados hasta cuatro veces. Batiendo cualquier récord relacionado y, lo que es más trascendente, ayudando a su equipo a ganar partidos que les mantengan en puestos de play-in y con aspiraciones a entrar a playoffs por la vía directa. Ahora mismo marchan novenos a tres partidos y medio del sexto (Portland).

En medio de esta racha, incluso Steve Kerr dice que “nunca ha jugado mejor”. Como el propio Curry duda, quizás no le de para llevarse el premio. Pero él se ve a ese nivel y es difícil quitarle la razón.

(Fotografía de portada de Will Newton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.