Steve Kerr, baja indefinida

El calvario por el que está pasando no cesa. El entrenador de Golden State será baja indefinida al no conseguir recuperarse de sus síntomas y seguirá sometiéndose a pruebas en Stanford durante los próximos días de acuerdo a ESPN.

Kerr padece diversos problemas como náuseas, mareos y migrañas, secuelas de una operación de espalda a la que se sometió en el verano de 2015. Esos mismos síntomas ya le hicieron perderse los primeros 43 encuentros de la campaña 2015-16 y en la actual se ha perdido los dos últimos choques de la serie ante Portland Trail Blazers y el primero ante Utah Jazz.

Pensando en Brown a corto y medio plazo

, el entrenador asistente de mayor rango del organigrama de Kerr, es quien se está haciendo cargo de la parcela técnica por el momento y será quien ocupe el puesto de entrenador interino hasta que Kerr regrese, algo que en los Warriors dudan seriamente que vaya a ocurrir esta temporada.

“Ahora mismo pensamos que no va a volver”, dijo este martes. “Así es como estamos encarando esta situación. Mike Brown es nuestro entrenador, tenemos al resto del crupier técnico y así es como vamos a seguir”.

“Esperamos y rezamos porque Steve mejore y vuelva”, dijo Green. “Pero al final, su salud es más importante que nada. Sabemos lo mucho que quiere estar aquí y lo mucho que nos gustaría a nosotros que estuviese aquí. Pero necesita preocuparse de lo que debe. Sea este año o el próximo, cuando esté listo”.

Aunque la pasada semana desde la directiva de la franquicia se mandaban mensajes optimistas sobre Kerr al explicar que su situación “es tratable”, lo cierto es que internamente se trabaja con la vista puesta en que el entrenador sea capaz de recuperarse plenamente antes de volver a los banquillos. “Pero vamos a encarar esto como ‘Steve no va a volver’ y así es como nos lo tomamos para todos estos playoffs a no ser que oigamos lo contrario”, sentenció Green.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

¿Hacia dónde camináis, Clippers?

La camiseta de Utah sobre su “vida nocturna”

Siguiente