Steve Kerr: “Con Iguodala hubiésemos ganado en cinco partidos”

La eliminatoria ha terminado. Golden State acabó por imponerse en una fantástica batalla dilucidada en siete partidos. Ese es el hecho, pero por el camino, y sobre todo en el último momento, las lesiones han empañado la realidad que define al mejor. Los perdían a . Los a .

Sendas ausencias fueron dolorosas para sus equipos. Los de Oakland, quienes dominaban la serie 2-1 hasta el adiós de su alero, vieron como los partidos ‘cuatro’ y ‘cinco’ se les escapaban por una diferencia mínima. Los de Texas, cuando ya acariciaban las Finales yendo 3-2 arriba, sufrían una ‘bofetada’ a sus aspiraciones sin poder contar con CP3.

¿Qué baja fue más determinante? Eso es lo que ahora tratan de dilucidar desde la dialéctica Mike D’Antoni y Steve Kerr. El primero, definiéndose devastado tras caer en el ‘Game 7’, señalaba que con Chris Paul en pista jamás se les hubiese escapado el partido decisivo. No tardaba en replicar su homólogo en el banquillo de la bahía: “Si Iggy hubiera jugado, hubiésemos ganado en cinco partidos”, decía.

Razón repartida

No podemos asegurar el resultado de ningún partido basándonos en que tal o cual jugador no estuvo, pero sí afirmar que en momentos determinados supuso un giro en la eliminatoria. Como decíamos, Warriors dominaba 2-1 teniendo el cuarto partido en casa. Justo antes de poder asestar un golpe casi definitivo perdían a Iguodala. Sin ese elemento a enfrentar, Houston reaccionó ganando dos noches seguidas. Se las prometían felices en Texas, pero entonces caía Chris Paul. El resto de la historia la conocemos todos. Por supuesto que perder a Iguodala o Paul no es lo mismo, Golden State aún mantenía a sus cuatro estrellas mientras que Houston perdía a la mitad…

Iguodala sigue siendo duda

Lesionado en el tercer partido ante Rockets, Iguodala lleva catalogado como duda desde entonces; es decir, no pensaban que fuese nada de importancia en aquel momento. Ahora la perspectiva ha cambiado. Kerr admite que la rodilla de su pupilo no está respondiendo al tratamiento y ya han pedido una segunda opinión. Aún es pronto para saber si jugará el jueves, pero seguro que apurarán para que así sea; y es que LeBron James –la razón de ser de Iggy en las Finales–, está dando más miedo que nunca antes.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

No hay un criterio claro en la lesión de Iguodala

¿Favorecieron los árbitros a Warriors? Lin y Cousins así lo creen

Siguiente