Suns y Wizards se estrenan con los undrafted

Un preludio de lo que podría suceder con el undrafted más singular de esta hornada, Tacko Fall. No haber sido seleccionado entre los 60 picks disponibles no significa gran cosa en términos prácticos. Hartos estamos de ver como jugadores de segunda ronda se pierden en la intrascendencia mientras otros sin gorra no tardan en adelantarlos por la izquierda en la recta de salida.

Mientras empiezan a volar contratos duales en todas direcciones (Wolves, Knicks, Pistons, Pacers o OKC ya se han movilizado), Washingon y Phoenix son los primeros en estrenar el cupo de los undrafted a largo plazo.

Dos playmakers: uno clásico, otro contemporáneo

Justin Robinson, producto de la modesta Virginia Tech, Sweet Sixteen este año, ha llamado la atención del conjunto de la capital. El guard de los Hokies ha cerrado los cuatro años de ciclo universitario, y con sus 13,5 puntos y 5 asistencias de promedio este último curso llega directo para rendir a las órdenes de Scott Brooks bajo un contrato multianual y sustancialmente garantizado.

Por otro lado nos encontramos a Jalen Lecque, otro base que ha sufrido un varapalo importante al quedarse fuera del Draft. Proviene de la escuela privada Brewster Academy, y a sus 19 años y con 1,91 metros, ya hay quien se ha atrevido a encasquetarle el apodo Baby Westbrook, por lo que os podéis hacer una imagen rápida de qué clase de point guard tenemos en frente. No es un Steve Nash ni un Andre Miller. Muelles vienen, muelles van. Y con ellos, se ha granjeado su primer acuerdo en la NBA: cuatro años con la franquicia de Arizona, los dos primeros plenamente garantizados.

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La anécdota de Talen Horton-Tucker: sin reunión con Lakers, pero sí con LeBron y Davis

Nando De Colo, listo para volver

Siguiente