Temporada cerrada para Covington, Rose y Teague


Minnesota ha anunciado que sus tres jugadores causarán baja en lo que resta de campaña por diversos problemas físicos

Minnesota Timberwolves se despide hasta el próximo curso. Los Wolves, lejos de los playoffs desde hace varios partidos, han comunicado que tres de sus jugadores más importantes, Jeff Teague, Robert Covington y Derrick Rose, no volverán a jugar esta temporada por lesión.

Yendo por orden cronológico de lesiones, quien lleva más tiempo apartado de las canchas es Covington. El alero sufrió una contusión en la rodilla derecha justo al iniciar el año 2019 de la que no ha terminado de recuperarse. Por ahora se ha perdido 34 partidos a la espera de sumar los que restan para cerrar la regular season. Según informa la franquicia, una recaída tiene la culpa de que no vaya a regresar este curso.

Respecto a su futuro, la dolencia no cambia en nada lo que viene por delante, ya que tiene contrato asegurado hasta 2022 por un total de 36,4 millones de dólares. Con ese acuerdo vigente, raro sería que los de Minneapolis traspasasen a un jugador que muchos desearían tener; un alero que defiende a gran nivel y cuyo lanzamiento exterior tampoco desmerece.

Diferente es la situación de Derrick Rose. El base, quien llegaba a este curso sembrando dudas sobre si aún podía jugar en la NBA –episodios vividos en Cleveland y New York le hicieron un flaco favor–, ha levantado tanto la voz como para firmar el mejor partido de su carrera con 50 puntos ante Utah Jazz.

Con esa tarjeta de visita, el hecho de que no vaya a jugar más en lo que resta de campaña por una dolencia en el codo derecho (pequeña fractura con desprendimiento), no va a hacer que el interés por contratarle descienda de cara al verano. Rose será agente libre sin restricciones, y Minnesota, que probablemente querría seguir contándolo en su roster, tendrá complicado que así sea.

Y por último está Teague. Llamado a ser point guard titular de un equipo con aspiraciones en playoffs –la pasada campaña la jugó junto a Jimmy Butler, Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins entre otros–, lo visto en este curso 2018-19, con solo 41 partidos jugados por lesiones y los peores números ofensivos desde que empezó a ser titular en Atlanta, invita a pensar que quizás Minnesota querría un cambio.

Si la decisión de los Wolves es dar el timón a otro base, no será sencillo. Como apunta el equipo en su comunicado oficial, Teague no jugará más este año por una lesión en el pie izquierdo, la cual, según explican, viene complicando sus actuaciones desde diciembre de 2018. Teague tiene una opción de jugador para el próximo ejercicio por valor de 19 millones de dólares. Todo hace indicar que la ejercerá.

Towns, caso aparte

Minnesota ha echado el telón, pero uno de sus actores –el protagonista en este caso–, sigue con su papel. Karl-Anthony Towns lleva semanas jugando a un nivel sobresaliente, tanto como para promediar 32,1 puntos y 13,8 rebotes desde el All-Star. Su esfuerzo tiene explicación. El pasado verano firmó una extensión máxima del 30% del cap de los Wolves (190 millones de dólares en cinco años), algo a lo que pudo acceder tras entrar en el tercer mejor quinteto de la NBA. Sin embargo, para mantener ese plus en su contrato, el cual suma exactamente 32 millones de dólares, debe repetir en un All-NBA Team esta campaña. Por números, va camino de conseguirlo.

(Fotografía de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.