Tenis y NBA: lo más cotizado de las Olimpiadas


El morbo habitual que genera conocer al detalle los desorbitados salarios de los deportistas profesionales también ha encontrado su nicho en los Juegos Olímpicos. En la macedonia de disciplinas que se reúne en Brasil, también ha intervenido la revista Forbes, dando a conocer cuáles son los atletas mejor pagados entre los que asisten a Río de Janeiro y, por extensión, que deportes reconocen mejor económicamente a sus practicantes.

Ambas pelotas son circulares, ambas se botan y en ambos deportes hay un red de por medio. Una es pequeña y amarilla y la otra, aunque naranja, también se hace pequeña en las manazas de los que la sostienen con una sola mano como si de una mandarina se tratara. Tenistas y jugadores de baloncesto. Y más concretamente en el caso de los segundos, los que juegan en el Estado de los cincuenta estados: La NBA es la Fábrica de Charlie; con la salvedad de que renuncia al chocolate pero no escatima en billetes dorados.

Kevin Durant encabeza la lista de los mejor pagados, con la barbaridad de 56,2 millones de dólares al año, de los cuales 36 millones no proceden de su salario como jugador, sino de los ingresos publicitarios. Casi en el mismo escalón aparece el número uno de la ATP, Novak Djokovic, con 55,8 millones —sólo 21,8 millones como premios en metálico por sus éxitos en el circuito—.

Los infiltrados

La excepción la pone Neymar. El brasileño es el único futbolista que se cuela en esta lista, siendo el tercero que más ha ganado este año: 37,5 millones de dólares. Misma cifra que registra otro tenista, en este caso el español Rafael Nadal —quien en un año pésimo en lo deportivo le salva la publicidad: 32 millones por los 5,5 ingresados en torneos—.

El “sorpresón” de la lista lo da quien cierra el top 5. El tenista japonés Kei Nishikori, quien gracias a la publicidad se ha embolsado 30 millones, para un montante total de 33,5.

El hombre más rápido del mundo no ha logrado dominar la photo finish en esta ocasión. Usain Bolt, fenómeno planetario y con varias marcas deportivas registradas, cae al sexto puesto con sus 32,5 millones de dólares anuales (30 por publicidad).

Y a continuación otro NBA. Carmelo Anthony, puro trébol en esta competición— dos oros olímpicos (Pekín 2008 y Londres 2012), y un bronce (Atenas 2004)— puede convertirse en el primer jugador de la historia que suma tres medallas doradas en unas Olimpiadas. En su caso, la balanza se invierte. Sus ingresos ascienden a 30,9 millones de dólares, de los cuales tan solo 8 emanan de la publicidad.

El tenis deja clara su dictadura en la retaguardia de la vanguardia. Serena Williams es la única mujer del ránking de Forbes. La tenista estadounidense genera 28,9 millones de dólares anuales, ocupando la octava posición de la lista. Su historial olímpico es abrumador: cuatro medallas de oro (Sidney 2000, Pekín 2008 y Londres 2012 individual y dobles).


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.