Terry Rozier habla claro: “Podría tener que irme”

El base de 25 años entiende que si no se producen cambios en la plantilla y en su rol en la misma, no debería continuar

Decir que las aguas andan revueltas por Boston es quedarse corto, muy corto. La eliminación a manos de los Bucks, más allá de lo que supone a nivel deportivo para un equipo cuya única meta era el anillo, ha hecho que esas voces que andaban tensas en silencio hayan dado rienda suelta a sus pensamientos. Y ya no hablamos de Kyrie Irving, quien decidirá su futuro el 1 de julio, sino de otras piezas con un rol más secundario que hablan abiertamente de dejar el equipo.

Ese es justo el caso de . El base, quien en los playoffs de 2018 brilló hasta el punto de ser pieza clave en la hazaña de llegar hasta el séptimo partido de las finales del Este, no quiere dejar pasar el tiempo para mostrar su parecer respecto a su futuro en los . Sabe que en la campaña recién concluida, con los retornos de Irving y Gordon Hayward, ha visto su papel disminuido hasta un punto que no le agrada. Si este siguiese siendo el escenario de cara al curso venidero, optaría por cambiar de equipo.

“Podría tener que irme. Este año he aguantado mucho y he optado por decir esto después de la temporada. Creo que todos sabemos que no tengo intención de pasar por esto otra vez”, comenta a ESPN.

Esta descontento, es obvio. Tras promediar 16,5 puntos, 5,3 asistencias y 4,8 rebotes por noche en la pasada postemporada, este curso apenas ha tenido sitio ante tantos jugadores que reclamaban tener el balón en sus manos. Para Rozier ha sido literalmente un sacrificio que no se repetirá.

“Obviamente sacrifiqué mi talento al máximo. Creo en mí estando en pista y jugando mi estilo. Siento que no he podido ser esa persona este año. He estado a la sombra de algunos muchachos… La pelota ha estado en manos de Kyrie o Gordon Hayward la mayor parte del tiempo. Siento que Terry Rozier estaba en la esquina o en el banquillo”, amplía hablando para Yahoo! Sports.

Su futuro

La reclamación de Rozier está clara: quiere un rol protagonista. Como muchos previeron, el retorno de dos estrellas como Irving y Hayward podía llegar a ser perjudicial para el conjunto. Boston creció enormemente sin ellos en 2018; tanto es así que llego a decirse que Kyrie no quería que se clasificasen para las Finales ante los Warriors, ya que eso podía quitarle el papel de indispensable. Sea como fuere, no ha funcionado. Y Rozier va más allá hablando incluso del diferente trato recibido por el cuerpo técnico.

“Siento que los entrenadores, a la hora de tratar a Gordon y Kyrie, no es que fuesen diferentes con los demás, pero sí siento que los trataron como si estuviesen en ese nivel en el que no se podían hacer ajustes porque es algo que hacían ellos mismos”, asegura un Terry Rozier cuyo futuro parece plenamente supeditado a lo que decida Irving el 1 de julio, ya que es agente libre restringido y Boston tendrá libertad para retenerlo o dejarlo marchar.

(Fotografía de Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Empiezan las entrevistas para entrenar a los Wolves

J.J. Redick: “Me gustaría terminar mi carrera en Philadelphia”

Siguiente