Tomas Satoransky impresiona a todos

Está siendo la mejor noticia del año en Washington. , quien durante su campaña de novato no terminó de destacar con los  —tampoco extraña teniendo por delante a —, ha aprovechado la ausencia justo de la estrella del equipo para hacerse con un nombre en la NBA.

Como decíamos, Wall era baja para cerca de dos meses y en la capital no las tenían todas consigo para entrar en playoffs. No contaban con la rebelión del checo. Titular tras la lesión All-Star, y pese a tener que bailar con las más feas de la competición —léase Westbrook o Irving—, ha mostrado una fortaleza física y mental que ha servido de guía para los Wizards.

Hablamos de ocho partidos de inicio con un promedio de 11,8 puntos y 5,3 asistencias en 23,9 minutos por noche. Además, está firmando un 56,7% en tiros de campo y ha convertido 13 de los 19 triples intentados. Ha atacado bien, pero es que en defensa fue capaz de dejar al actual MVP en 5 de 18 en tiros de campo… Su rendimiento está afectando tanto al juego del equipo que con él en pista superan a los rivales en 13,9 puntos por cada 100 posesiones.

Uno de los que lo disfrutan en primera persona, , define así lo visto. “Para alguien que no ha jugado mucho durante su carrera, y que luego tuvo que intervenir como titular ante jugadores como Westbrook o Irving, se trata de un trabajo tremendo. Es prácticamente nuevo en la NBA e hizo un trabajo impresionante ante bases de élite”, sentencia.

Ética de trabajo

tampoco escatima en elogios con el checo, de quien destaca que jamás baje los brazos. “Hay tantos grandes bases en la liga que nunca hay una noche libre, pero él pelea siempre. Me encanta su esfuerzo y su habilidad para simplemente seguir jugando y buscando la situación idónea. Es atlético y sabe usarlo. Continúa mejorando porque su nivel de atención es tan alto como puede ser. Eso me encanta”.

Récord y lesión

En el último partido, disputado en cancha de los Chicago Bulls, Satoransky firmó la mejor actuación de su corta carrera. Fueron 25 puntos tras un 10 de 12 en tiros de campo, incluyendo un 5 de 6 en triples. Una gran noche con final agridulce, ya que no pudo terminar el encuentro tras golpearse la cabeza por una falta flagrante de Bobby Portis. Su participación en los próximos encuentros está en duda, pero sus cualidades para jugar a baloncesto ni por asomo.