Triunfo de mérito de Miami en Indiana, ya van 6 consecutivos

Miami Heat está siendo la sensación de este primer mes de 2018. Como comentábamos ayer en este artículo, enero le sienta bien a la franquicia de Erik Spoelstra: acumulan 6 victorias consecutivas, y han ganado 9 de los últimos 11 encuentros. El de anoche contra Indiana tiene un mérito especial.

Con cinco lesionados y James Johnson sancionado por su pelea con Ibaka, Miami se presentaba en Indiana con 7 jugadores para afrontar su segundo partido en dos noches consecutivas. El panorama no apuntaba en buena dirección para ellos.

Rotación de 8 jugadores

Finalmente se apuntó y el técnico de los Heat contaba con 8 efectivos para el encuentro. Los necesitó a todos y a su mejor nivel para poder competir. Ellington, Johnson y Adebayo jugaron más de 30 minutos saliendo desde el banquillo, anotaron todos 15 puntos e hicieron jugadas clave en momentos importantes de partido. Respondieron al reto.

, que terminó 26 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias, alabó la actuación de Miami: “Han metido tiros complicados, lo han estado haciendo en los últimos tres o cuatro partidos. Hay que darles el crédito que merecen, han hecho un gran trabajo”. Myles Turner fue baja por molestias en el codo y Domantas Sabonis volvió a formar parte del quinteto inicial. Hizo un buen papel, como ha estado haciendo a lo largo de este curso, terminando con 18 puntos y 7 rebotes.

Los Pacers no se encontraban al principio del encuentro, fallaron los primeros diez lanzamientos de tres que intentaron y terminaron con un terrible 1 de 18 desde el perímetro. Miami rompía así una racha de 10 derrotas consecutivas contra Indiana jugando como visitantes. Se acabó la maldición para ellos.

Hassan Whiteside, sin duda clave en el renacimiento del equipo en estos últimos partidos, acabó con 16 puntos y 15 rebotes. Desde su regreso de la lesión el sistema ha funcionado mucho mejor, los resultados están ahí. sumó 20 puntos, acompañados de 9 asistencias. Josh Richardson tuvo una noche fantástica desde la línea de tres puntos ––3 anotados de 4 intentos–– y se mostró orgulloso de su equipo al finalizar el partido: “Ninguna de estas victorias van a ser sencillas, pero creo que dice mucho de lo fuertes que somos”.

Miami podrá descansar hasta el domingo, cuando reciben en su estadio a los Bucks de Giannis Antetokounmpo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Rodney Hood le tira el móvil a un aficionado tras ser expulsado del encuentro

Las madres de los jugadores de Chicago y su especial viaje a NY con el equipo

Siguiente