Miami Heat, el combatiente más madrugador del año

Después de un inicio de temporada sin determinación por entrar en los playoffs —el récord llegó a ser de 11-13 hace poco más de un mes— los Miami son el cuarto mejor equipo de la Conferencia Este, han neutralizado a un teórico competidor superior como Washington y están a solo tres partidos de distancia de Cleveland. En 40 días, el conjunto entrenado al calor de South Beach ha pasado de pelear por la novena plaza con el vagón de cola a tener factor cancha a su favor si la postemporada empezase mañana mismo. ¿Y qué ha ocurrido para semejante despertar? Como el curso pasado, los Heat han sido el conjunto más madrugador del nuevo año.

En estos momentos, el equipo de se encuentra en plena racha de ocho victorias en diez partidos, las cinco últimas de manera consecutiva (récord de 23-17). En el entrante mes de enero registran pleno de victorias (cuatro) casi emulando la tendencia que la temporada pasada les hizo mutar de un conjunto dejado de la competición a todo un presuntuoso competidor por disputar los playoffs.

En aquella ocasión, la 2016-17, su récord a partir de mediados de enero hasta el final de temporada fue de 30 victorias y solo 11 derrotas, corrigiendo el 11-30 que les desahució en la primera mitad de la película. Entre enero y febrero llegaron a firmar hasta 13 victorias consecutivas. Dos mitades de ejercicio en las antípodas en cuanto a rendimiento y con la misma plantilla operativa.

No de manera tan abrupta pero esta temporada los Heat empiezan a repetir la tendencia alcista en la entrada del nuevo año. Cuatro noches saldadas con victoria por el momento durante el mes de enero que rentabilizan los piolets y pies de gato de Miami; ya son cuartos en una escalada desde que comenzó la temporada.

Regreso de Whiteside

No han tenido que ascender tantísimo esta vez (el pasado curso acabaron con récord equilibrado, 41-41, tras el descalabro inicial de 11-30), por ello les ha costado menos tiempo y esfuerzo alcanzar el campo base actual. Pero lo que parece claro es que a los Heat los propósitos de Año Nuevo les calan profundo.

Podríamos dar por válida la presunción de que pocas cosas ocurren por casualidad en la vida, y en este caso el afianzamiento de coincide con la recuperación de Miami. El pívot, por lesión, se ha ausentado en 18 partidos ya esta temporada y tras su regreso y posterior aclimatación, los Heat pudieron continuar la ascensión que se propusieron al comienzo del curso.

Ocho por encima de 10

Además, Miami presenta la particularidad de que hasta ocho de sus jugadores promedian al menos 10 puntos, hecho inaudito en el resto de la competición*. Son , Whiteside, Dion Waiters, Tyler Johnson, James Johnson, , Wayne Ellington y Kelly Olynik.

Con todo, los Heat no están aún en completo cuarto creciente, pues la enfermería la pueblan de fichas importantes como Waiters, Justise Winslow o, más reciente, Tyler Johnson.

Proyecto de equipo de playoffs tras su gran reacción del pasado curso, Miami estrena ya escaño propio entre los mejores del Este. Anoche vencieron con una rotación de solo ocho jugadores a un aspirante como Toronto (en Canadá). Cuidado con ellos de aquí al final.

*Brooklyn posee nueve jugadores pero uno de ellos (Lin) solo ha disputado un partido esta temporada y el otro (Trevot Booker) ya no está en el equipo.