Utah enseña los dientes


Los Utah Jazz comenzaron el año como uno de los posibles tapados de la Conferencia Oeste y poco a poco van haciendo honor a esa predicción. El conjunto de Salt Lake City venció a Oklahoma City por 109 a 89 en un importante duelo que deja a los Jazz como líderes de la División Noroeste.

Rodney Hood realizó un gran encuentro al anotar 25 puntos en la noche en la que volvía después de una ausencia de tres partidos y Gordon Hayward se quedó ligeramente por debajo de su media al conseguir 17 tantos. El francés Rudy Gobert firmó otro doble-doble con 12 puntos, 12rebotes y 3 tapones.

Números de impresión

Si por algo dan respeto los Jazz es por su defensa. Utah consiguió dejar a su rival en menos de 90 puntos al solo permitir que los Thunder anotasen un con un 36,6 por ciento de acierto en los tiros de campo. El equipo de Quin Snyder está en un magnífico momento como demuestran sus resultados: 9 victorias en los últimos 11 partidos pese a haber incluido un periodo de 8 partidos en 13 días.

“Conocemos a este equipo, especialmente que uno de sus jugadores es muy agresivo todo el tiempo”, dijo Gobert sobre Westbrook. “Teníamos que volver rápido en las transiciones y asegurarnos de proteger el aro, asegurarnos de que hubiera más de un jugador. También en los tableros”.

Westbrook, insuficiente y molesto

Russell Westbrook fue el máximo anotador de los Thunder con 27 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, pero estuvo excesivamente desafortunado en los lanzamientos al solo poder convertir 7 de sus 25 intentos.

El base no se acercó al triple-doble por segundo partido consecutivo, pero la conversación sobre su temporada de triples-dobles comienza a cansarle. Westbrook promedia 30,5 puntos, 10,5 rebotes y 10,5 asistencias por partido, algo que no se había logrado en décadas a estas alturas de la temporada y le mantiene en ritmo de convertirse en el segundo jugador de la historia de la NBA en lograr promediar un triple-doble a lo largo de todo un curso.

“Honestamente, la gente con esto de los triples dobles me está sacando de quicio”, aseguró Westbrook en declaraciones que recoge Associated Press. “La gente cree que si no lo consigo pasa algo. Que si lo consigo pasa algo. Si lo consigo, lo consigo. Si no, no. Realmente no me importa, lo digo por la centésima vez. No me importa. Honestamente lo que me importa es ganar. Los números es mierda que no significan nada para mí”.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.