Utah se mantiene en cabeza del Oeste ganando en Indiana


Los Jazz no frenan. En Salt Lake City han marcado un camino y están ciñéndose con tal detalle que anoche sumaron su 15ª victoria en los 16 últimos partidos. ¿La víctima? Indiana.

En un encuentro igualado en el que los Pacers llegaron a ponerse por delante en el segundo cuarto, los chicos de Quin Snyder terminaron siendo mejores con un muy buen Donovan que rozó el triple-doble con 27 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes, y que hizo que no se notase demasiado la ausencia de Mike Conley, quien ha sufrido una lesión en el tendón de la corva.

“Desde el principio, solo quería establecer la mentalidad que nos llevases a la victoria. Hubo momentos en los que estábamos cansados, por lo que teníamos que conseguirlo colectivamente”, comenta antes de dejar claro que lograr un triple-doble no está entre sus objetivos, algo que certificó después de que algunos compañeros le avisaran de que le hacía falta un rebote para conseguirlo. “No soy el tipo de persona que va tras ello. Solo busco formas de impactar en el juego”.

Los que no viven un buen momento son los Pacers. De los últimos seis partidos han perdido cinco y ahora se encuentran con el mismo número de victorias que derrotas (12). Anoche el mejor de Indiana fue Domantas Sabonis con 20 puntos y 9 rebotes, mientras que Doug McDermott se fue a los 18 puntos desde el banquillo. “Jugamos bastante bien en defensa. Simplemente no pudimos anotar canastas cuando lo necesitábamos”, comenta el alero.

La franquicia de Indianapolis inicia ahora una gira de tres partidos que les llevará a enfrentarse a Brooklyn Nets, Detroit Pistons y Atlanta Hawks. Los Jazz por su parte vuelven a casa para jugar contra algunos de los mejores equipos del Este: Boston Celtics, Milwaukee Bucks, Miami Heat y Philadelphia 76ers serán sus rivales.

LeVert, con el grupo

Aunque queda tiempo para que LeVert pueda hacer su debut con Indiana, pero al menos ya empieza a involucrarse en la dinámica del grupo con sus compañeros. Según informa Fieldhouse Files, el escolta ha estado en las instalaciones del equipo, ha estado con sus nuevos compañeros y ha asistido a las sesiones de vídeo. Respecto a cuándo podrá jugar, los servicios médicos son prudentes, pero esperan que pueda entrenar en unas dos o tres semanas.

(Fotografía de Lauren Bacho/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.