Vincent Poirier manda un mensaje a Doc Rivers: “Somos seres humanos”


Vincent Poirier ha sido uno de tantos jugadores afectados durante el cierre de la ventana de traspasos. Como parte del movimiento que acabó con George Hill en Philadelphia, el pívot francés fue enviado con destino a los Knicks, los cuales le cortaron inmediatamente. En declaraciones a Le Parisien, Poirier decía entender la situación, “es frustrante no haber podido tener oportunidades. Pero la NBA es un mundo aparte”. Aunque afeaba las formas: “hubiese agradecido que alguien me dijese ‘No puedes jugar con nosotros’. Me gusta que sean directos conmigo”.

Sus palabras terminaban con un recado para su ya exentrenador Doc Rivers “el entrenador ni siquiera me mandó un mensaje, aunque sé que sí lo hizo con otros compañeros. No pido explicaciones, solo un mensaje deseándome suerte. No somos accesorios, seguimos siendo seres humanos”.

Este desplante no es novedad entre la clase media de la liga. Todos los periodos de traspasos tienen sus víctimas en jugadores que de un día a otro tienen que hacer las maletas hacia otro destino o incluso verse fuera de la competición. Lo que denuncia Poirier, y es común a muchos de estos casos, es la falta de claridad y tacto con el jugador.

En pleno apogeo del empoderamiento del jugador, cada uno de estos casos supone atizar un fuego muy presente en el debate general. Al menos, el pívot tiene claro que “la NBA era un objetivo, pero no voy a estar aquí por estar. Si tengo que volver a Europa para jugar, lo haré”. Sumando su paso por Celtics y Sixers, Poirier tan solo ha disputado un total de 169 minutos en sus dos años en la liga.

(Fotografía de portada de Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.