Vuelta estelar de Love en otra derrota de los Knicks

fue el de siempre en una de sus mejores versiones, con 32 puntos y 10 asistencias, pero anoche además estuvo más que bien escudado por un que volvía a las canchas tras haber sufrido problemas en la espalda. Queda comprobado que estas molestias quedaron atrás, pues el de Santa Mónica hizo y deshizo a sus anchas en la pintura knickerbocker, con 23 puntos y 16 rebotes.

“Me he sentido bastante bien. El objetivo es volver al 100% de mis facultades durante esta gira”, comentaba el ala-pívot, satisfecho, al término del partido.

Sin Kyrie

Sin en la alineación, el Big Two restante cubrió con garantías la ración habitual de puntos y contundencia ofensiva que aporta el playmaker. DeAndre Liggins e Iman Shumpert, osea dos escoltas, salieron de titulares dadas las circunstancias. Qeueda claro que LeBron no es el único que no se fía en demasía de todo organizador que no sea Kyrie. tuvo sus 14 minutos desde el banquillo para 4 puntos con 2/6 en el lanzamiento y 3 asistencias.

Sí aparecieron, para acompañar a las dos bestias, Tristan Thompson (12) en la pintura, y Chaning Frey (14) y Kyle Korver (11) para bombardear el perímetro con una aportación conjunta de 6/13 en triples.

Con esta (111-104), los Cleveland suman su segunda victoria consecutiva mientras que los New York experimentan la que es su sexta derrota en los diez últimos partidos. Una victoria de los de Ohio que podía resultar previsible, por otra parte. No porque su rival fueran los , sino por la División en la que estos juegan. La del Atlántico. Uno mira los datos y estos no pueden ser más resolutivos. 13-0 a favor de los Cavs cuando las sedes de sus rivales están afincadas en la mencionada costa oceánica.

Ni con el mejor Jennings

Derrick Rose continúa de baja, pero esta fue de las noches que menos se tuvo que notar. Porque de eso se encargó al menos , quien cuajó uno de sus mejores partidos de la temporada. El base estuvo finísimo de cara aro, aportando 23 puntos y 10 asistencias con un 6/8 desde el arco del triple. Carmelo —con los rumores de traspaso acuciando y con Love precisamente como principal involucrado— continúa con su irregularidad; sus 17 tantos no se justifican con el flojo 6/20 en tiros. Anoche no le funcionó el catch and shot.

Otra mala noche también de un jugador que a principio de temporada era todo regalos. Kristaps Porzingis terminó con 9 puntos y 3/ en tiros. Más certero estuvo Courtney Lee, con 17 tantos. Pero sin una de sus presuntas estrellas y las otras dos funcionando a medio gas, ganar al mejor equipo del Este se convierte en poco menos que un sueño imposible.

Minutos para Willy

volvía a ser presa de una lesión; esta vez de su isquiotibial, cuando apenas habían transcurrido seis minutos de partido. Eso abrió de plano las puertas a Willy Hernangomez, quién disfrutó de su partido con más minutos desde que llegó a la NBA en septiembre. 36 minutos en los que 16 tantos, 4 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones.

Gran poso del español que sin embargo no pudo evitar que Love se hiciera grande en la pintura y dominara como solo él, pura clase bajo los tableros en un cuerpo que engaña, sabe. Pero eso no embarra lo que el rookie ex del Real Madrid está haciendo últimamente. En sus tres últimos partidos, contando con la confianza de Hornacek, promedia 15,7 puntos y 11,7 rebotes.

James, otro récord de precocidad

Porque a los ’32’ aún se puede, en el mundo del baloncesto, ser el más joven en conseguir algo. Tras un par de fintas anotaba limpia una canasta de seis metros. No era una canasta cualquiera. Con ella alcanzaba los 28.000 puntos en la NBA, siendo el jugador más precoz de la historia en conseguirlo.

https://www.youtube.com/watch?v=3i7ds-ZHC-s

El jugador de los Cavs supera así, una vez más, a Kobe Bryant, quien hasta hace unos años sostenía toda esta amalgama de récords y está viendo como, uno por uno, son borrados por la bestia de Akron. Kobe logró rebasar la frontera de los 28.000 a los 33 años y 131 días.

Así pues, con sus 28.020 puntos computados los de anoche en la Big Apple, LeBron sigue séptimo en la tabla de máximos anotadores históricos, cada vez más cerca de las anchas espaldas del pívot más dominante que la historia recuerde, Shaquille O’Neal, quien ya le aventaja tan solo en 576 puntos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Warriors caen en la prórroga en Sacramento

Gregg Popovich ya es el Nº1 de los banquillos

Siguiente