Durant y la mesura para hacer hueco a Iguodala y Livingston

Una vez consumado el anillo de campeones de la NBA 2017, empieza un verano feliz pero no cien por cien apacible para los . Aunque en la práctica apunta a continuar todo el bloque ganador de esta temporada, ahora mismo solo cinco jugadores cuentan con contrato en vigor (Klay Thompson, Draymond Green, Kevon Looney, Patrick McCaw y Damian Jones). Y eso significan muchas horas de despachos en los próximos meses. Lo más complicado será abastecer todos los millones que una plantilla con tantas estrellas precisa para poder mantenerse unida. Un reto imposible cualquier otro año pero ahora allanado por el aumento del límite salarial, que en 2016 fue de 94,1 millones y volverá a aumentar en 2017. Parecería imposible encajar a todos, pero se puede hacer. ¿Cómo?

Para empezar, tiene encaminada su extensión de contrato con la franquicia de la Bahía. También se espera que vuelva a firmar con los Warriors otro suplente esencial en la arquitectura de Steve Kerr, y ése es . Pero con dos jugadores de contrato de estrella —Klay Thompson y Draymond Green— y dos con máximos salariales a la vuelta de la esquina — y Stephen Curry— ¿cómo puede ser que el pastel salarial dé para todos? La respuesta está en que este verano en particular, los Warriors y Durant se guardan una estrategia que satisface a todas las partes.

Una temporada más otra

Kevin Durant firmó el pasado curso, en su desembarco en Golden State, una vinculación de una temporada más otra segunda opcional. El plan siempre fue salir al mercado al final de la primera temporada —como está previsto que haga el MVP de las Finales— y solo firmar una player option para guardarse las espaldas en caso de lesión grave durante la temporada.

Entonces, el plan sigue siendo el mismo. Durant saldrá nuevamente al mercado y, en lugar de firmar un aumento salarial por varios años (lo que ataría de pies y manos a los Warriors para renovar a otros jugadores) volverá a firmar solo un curso más otro opcional, volviendo a salir el mercado dentro de un año. Además de eso, la jugada se completo con que KD parece dispuesto a asumir ‘solo’ un incremento salarial del 20% —podría tener más— para que cuadren contratos de otros compañeros. Concretamente los de Iguodala y Livingston, tal como ha podido informar el diario San Jose Mercury News. Con esa pequeña renuncia, el salario de Durant el curso que viene sería de unos 31,8 millones, en lugar de los más de 35 a los que podría llegar por convenio.

De esa manera, Golden State podría volver a firmar en 2018 a Kevin Durant por un contrato (ahora ya sí) super máximo de cinco años y 205 millones, dado que ya contarían con sus Early Bird Rights (dos años de permanencia y un importante aumento nominal), que permiten algo de flexibilidad salarial. Los Warriors no pueden contar en este momento con esos Early Bird Rights y por eso todo lo que paguen a Durant contará para el límite salarial penique por penique. Sí tienen ese derecho en los casos de Iguodala y Livingston, de forma que la ingeniería para pagar a todo el mundo es más dúctil.

Así, Durant renuncia a parte del dinero que le podría corresponder este año para firmar un super máximo en 2018. Y de paso, con la maniobra, es posible que Iguodala y Livingston se queden.

‘Bird Rights’

Recordemos que los Bird Rights son una cláusula de los convenios NBA en la que se permite sobrepasar ligeramente el límite salarial de las franquicias para firmar a un jugador que ha estado un mínimo de tres años en el mismo equipo. En el caso de los Early Bird Rights, se contemplan dos años de estancia. Como decimos, Livingston e Iguodala ya cuentan con el pleno derecho Bird, y Durant lo tendrá, reducido, a partir de la temporada 2018-19.

De esa manera, con la perspicacia de la ingeniería salarial, los Warriors podrán retener de un plumazo a Stephen Curry, Kevin Durant, Andre Iguodala y Shaun Livingston. Todos —menos Curry— renunciarán a algún millón que otro, pero comprenden la importancia de jugar juntos y establecer una dinastía en la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Iguodala prepara su extensión con los Warriors

LeBron, a Green: “Yo no empecé los súper equipos”

Siguiente