Washington sorprende a Miami con 80 puntos de su banquillo

Mathews, escolta no elegido en el draft, acabó escuchando gritos de MVP tras anotar 28 puntos

Washington vivió anoche su particular cuento de Navidad personificado en Garrison Mathews. Formado en la Universidad de Lipscomb, este escolta de 23 años que ni siquiera fue elegido en el última draft, no podía ni imaginar que despediría 2019 escuchando al Capital One Arena gritándole ‘MVP’. Pero así fue.

En una noche para el recuerdo en la capital de Estados Unidos, este chico que llevaba anotados 30 puntos totales repartidos en 10 partidos; es decir, tres por noche, cerraría su actuación frente a Miami con 28 puntos (20 en el segundo cuarto) en 29 minutos, incluyendo cuatro triples. Su alegría iba a la par de su incredulidad, y es que mientras que los aficionados le decían ‘MVP’, él entendía algo muy distinto. “Pensaba que estaban diciendo: ‘¡Go !'”.

Sin duda fue una fiesta inesperada en Washington. De los 123 puntos que firmaron ante uno de los mejores equipos de la NBA hasta 80 llegaron desde el banquillo, y de estos, 76 tuvieron la firma del trío formado por el mencionado Mathews, e . El escolta tuvo su mejor actuación de la campaña con 29 puntos mientras que el base aportaría otros 19 para el claro triunfo final de los suyos por 123-105.

El resultado que reflejaba el electrónico tras 48 minutos fue una sorpresa, y es que los –golpeados por las lesiones– ni siquiera contaban con Bradley Beal. Es justo ese escenario el que lleva a Erik Spoelstra a dar más crédito al trabajo hecho por el rival. “Dimos un paso atrás y terminamos cometiendo faltas o simplemente siendo superados a través del uno contra uno demasiadas veces. Partidos como este muestran cuán dura puede ser esta competición noche tras noche. Cualquiera que sea tu dinámica o trabajo no garantiza lo que sucederá en el futuro”.

Respecto a las actuaciones individuales, en el bando de Florida fue el mejor con 27 puntos y 6 rebotes. También destacaron Bam Adebayo con un doble-doble de 14 puntos y 14 rebotes, y Duncan Robinson, quien aportó otros 16 a la causa.

Lección aprendida

Mientras los suplentes de los Wizards alcanzaban los 80 puntos, sus semejantes en los Heat se quedaban en 27. Cuestionado por este dato y por la derrota en general, Goran Dragic, autor de 10 puntos desde el banco, entiende que lo ocurrido debe servirles de cara a futuros compromisos. “Fue un partido trampa. Si quieres ser el mejor equipo del Este, necesitamos aprender de esto. Tenemos que sabes que todas las noches debes poner el mismo esfuerzo, y eso no lo hicimos esta noche. Es una buena lección para este grupo”.

(Fotografía de Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Curry, Harden, LeBron, Durant y Anthony Davis, en el quinteto ideal de la década

Atlanta rompe una racha de 10 derrotas consecutivas ganando en Orlando

Siguiente