Wiggins, con 40 puntos, hace olvidar la baja de Curry


No poder contar con Stephen Curry no acobardó a los Warriors en su visita a Memphis. Pese a la baja del base, ausente tras sufrir una contusión en el coxis, los californianos se impusieron por 103-116 a uno de sus rivales directos en el Oeste, sumando así un triunfo importante de cara a la clasificación. Los de Steve Kerr mantienen de esta forma la novena plaza, y se acercan algo más a la octava que actualmente ocupan los Dallas Mavericks.

Fueron muchos los hombres de los Warriors que dieron un paso adelante en ausencia de Steph, pero el más destacado fue claramente Andrew Wiggins. El alero firmó su mejor partido desde su llegada a Golden State, y logró terminar con 40 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 4 robos en una actuación absolutamente dominante. Con un sensacional acierto exterior (6/11 en triples) y su capacidad para atacar la pintura, el ex de los Timberwolves ofreció su mejor cara, esa que tan pocas veces sale a relucir, y demostró que, cuando las cosas le salen bien, sigue siendo un jugador de unas enormes capacidades ofensivas.

“He tratado de hacer todo lo posible para ayudar al equipo y llenar el vacío que deja Steph” reconoció. “Es una parte importantísima del equipo, ya que es quien nos hace funcionar. Sin embargo, en su ausencia, es como si todo el mundo hubiera dado un plus”.

Jordan Poole, que ocupó el puesto de Curry en el quinteto titular, ofreció también su mejor versión, y brilló como base anotador al irse hasta los 25 puntos en una serie de 10/15 en tiro. Algo similar ocurrió con Damion Lee, quien lideró a la segunda unidad con 21 tantos, su mejor anotación de la temporada, gracias a su precisión en el lanzamiento.

Menos acertado estuvo Draymond Green, quien sin embargo volvió a demostrar que no necesita sumar muchas canastas para ser decisivo. Pese a convertir solo 2 puntos y fallar todos sus tiros de campo, el ala-pívot brilló en el resto de facetas y terminó con 13 asistencias y 11 rebotes, ejerciendo así de motor de los suyos y reivindicando una vez más su capital importancia en estos Warriors.

Mucho más discretas fueron las actuaciones en los Grizzlies, en los que Ja Morant y Grayson Allen fueron los máximos anotadores con 14 puntos cada uno, seguidos de cerca por los 13 de Brandon Clarke. Jonas Valanciunas, por su parte, firmó un doble-doble de 10 tantos y 13 rebotes, pero, como sus compañeros, no fue capaz de mostrarse consistente en la ofensiva y terminó firmando un partido sin demasiado brillo. Los de Tennessee, que tenían ante sí la oportunidad de acercarse a Golden State en la clasificación, se vieron muy superados en la segunda mitad, en la que llegaron a encontrarse 25 abajo y prácticamente no presentaron oposición.

(Fotografía de portada: Justin Ford/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.