Willy Hernangómez, inquieto por su situación en Knicks

¿Qué está pasando con ? Tras una primera temporada en la que destacó como una de las pocas buenas noticias de New York , esta segunda campaña está significando, por ahora, un enorme paso atrás.

Los números no engañan. El curso pasado el pívot español se fue hasta los 8,2 puntos y 7 rebotes en 18,4 minutos por noche. Ahora, tras dos partidos, ha disputado solo cuatro minutos, quedándose sin llegar a saltar ni a la cancha en el segundo de ellos contra Detroit Pistons.

Lo más extraño de esta situación es que llega después de que Steve Mills, presidente de la franquicia neoyorquina, incluyese a Hernangómez dentro del grupo de jugadores que eran clave en la reconstrucción del equipo. Hernangómez tampoco parece entender qué ocurre.

“Estamos en lo mismo, sigo estando enojado. No puedo ayudar al equipo a ganar si estoy sentado en el banquillo. Son dos partidos seguidos. Es duro. Tengo que esperar mi momento. No puedo decir más”, explica a Fred Kerber de New York Post.

Entre ganar y desarrollar

Jeff Hornacek parece querer encontrar el equilibrio entre ser un equipo que gane partidos y otro que haga progresar a sus jóvenes talentos. Es complicado. Ejemplos como el despido de Earl Watson sirven para entender que perder por sistema no es el camino; sin embargo, ganar algún partido más a costa de no desarrollar esos jugadores lo es menos aún. Queda por ver que Hornacek acierte con sus decisiones.