Zach LaVine responde a Boylen con 49 puntos, trece triples y victoria en un final de infarto

El Spectrum Center fue testigo esta madrugada de una de esas inspiraciones ofensivas que tienen lugar una vez cada mucho tiempo. lideró la victoria (116-115) de los en Charlotte con una impresionante exhibición que se saldó con 49 puntos y un triple sobre la bocina para poner la guinda a un final de partido antológico. Sus trece aciertos desde más allá del arco suponen la segunda mayor marca de la historia, tan solo por detrás de los 14 anotados por Klay Thompson hace apenas un año.

Los Bulls, que habían liderado durante la mayor parte de los primeros tres cuartos e incluso acumularon una ventaja de 14 puntos antes del descanso, afrontaron los últimos diez segundos con una desventaja de cinco puntos. Después de una finta sobre Miles Bridges, Tomas Satoransky perforó la red rival con un triple que rebajó la diferencia hasta los dos puntos. Posteriormente, los Hornets se vieron superados por la fuerte presión rival y Devonte Graham terminó por regalar una pelota que cayó en manos de Zach LaVine.

“Nada más lanzar supe que entraba”, dijo LaVine después del partido. “Este ha sido el partido más loco del que he formado parte”.

Junto a los 49 puntos de LaVine –con una carta de tiro de 17 aciertos en 28 intentos– destacaron los 28 puntos de Coby White y el doble-doble de 17 puntos y 11 rebotes de Wendell Carter Jr. Por parte de los Hornets, Terry Rozier lideró la ofensiva con 28 puntos y Marvin Williams agregó 21 tantos desde la segunda unidad.

Tensión tras el partido ante los Heat

Si bien se erigió como el incuestionable líder y héroe de la velada, apenas 24 horas antes la situación era completamente diferente. El escolta había sido uno de los principales señalados en la derrota ante Miami por el entrenador Jim Boylen, quien no dudó en enviarlo al banquillo a los pocos minutos de comenzar el partido por cometer “tres errores defensivos atroces”.

“Pensé: “Necesita un descanso “”, explicó Boylen. “Pensé que necesitaba sentarse y meditar bien la situación. Sentí que había algunos errores defensivos que no podíamos cometer. Pensé que necesitaba salir de la pista y pensar en ello por un minuto”.

Un recado que no sentó bien nada bien a LaVine, tal y como recogió el medio Yahoo Sports. “Siento que me gané esa confianza, pero supongo que él siente de manera diferente. Siento que otros jugadores de la liga tienen esa confianza aunque la situación de cada uno sea distinta. Estoy esforzándome lo máximo posible. Estoy tratando de hacerlo lo mejor posible. Si él no confía en mí, es difícil que yo confíe en él”, afirmó el jugador.

Poco después, entrenador y jugador se reunieron con el fin de acercar posturas y zanjar la situación. “Sé que le importa el equipo”, explicó Boylen. “Sé que le importa jugar un buen baloncesto. Sé que todos podemos frustrarnos por un bajo rendimiento, incluido yo mismo con mi rendimiento. Esas cosas pasan. Solo quiero que sea más consistente. Él quiere ser más consistente. Tenemos un equipo completo que creo que debe ser más consistente. Mi trabajo es tratar de hacer que este equipo se mueva en la dirección correcta. Eso es lo que trato de hacer “.

El propio LaVine dio continuidad a las palabras de su técnico y aseguró que la conversación sirvió para limar asperezas y retomar la dinámica. “Le hice saber cómo me sentía y ahora estamos en una situación mejor. Ahora veremos cómo va todo. He tenido muchos entrenadores. Puedo ser entrenado de cualquier manera. Siento que soy extremadamente entrenable. No reacciono mucho ni me quejo. Simplemente pienso que cuando siento que me faltan el respeto tengo que defenderme. Hablamos sobre el ataque. Hablamos de la defensa. Hablamos sobre el nivel personal. Creo que ha sido bueno para ambos.”

(Fotografía de portada de Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

La NBA multa a Rondo con 35.000 dólares

Los Jazz siguen sumando al ritmo de Donovan Mitchell

Siguiente