Zach LaVine sobre los cambios en los Bulls: “Se respira una energía diferente”


Una nueva era dará comienzo en Chicago de manera oficial en apenas tres semanas. Después de un último lustro a la deriva, una completa renovación ha afectado a los cimientos de la franquicia. En un abrir y cerrar de ojos, la historia reciente de los Bulls ha quedado atrás con las incorporaciones de Arturas Karnisovas y Marc Eversley, en las oficinas, y de Billy Donovan, en el banquillo.

Este lavado de cara ha sido recibido con una gran dosis de ilusión y optimismo desde el vestuario, principalmente entre las principales caras visibles del mismo. El mismo día en el que las franquicias han dado comienzo a sus respectivos training camp, las vibraciones vuelven a ser buenas en La Ciudad del Viento.

“Se respira una energía diferente”, admitió Zach LaVine en unas palabras recogidas por el medio NBC Sports cuando fue cuestionado acerca de sus sensaciones sobre la nueva front-office. “Están ahí constantemente. Los veo todas las mañanas. Llego a las ocho de la mañana y ya están en el gimnasio. Están en la cancha contigo y no solo hablan de baloncesto, sino también de cosas personales: qué cosas nos gustan de esto, qué cosas no nos gustan tanto. Están dispuestos a cambiar y escuchar las opiniones de los jugadores. Es muy diferente al pasado.”

Por segundo año consecutivo, los Bulls finalizaron la regular season con un total de 22 victorias, copando la zona baja de la Conferencia Este. Esta decepcionante campaña provocó un cambio organizativo generalizado. Primero, Karnisovas reemplazó a John Paxson como vicepresidente de operaciones. Posteriormente, Gar Forman sería destituido como general manager a favor de Eversley. La guinda del pastel se completaría con la contratación de Billy Donovan como head coach.

“Es un gran entrenador”, prosiguió el escolta. “He podido hablar mucho con él y conocer cuál es nuestro plan. Ahora, obviamente, no soy nadie para decirle cómo hacer su trabajo pero me ha dado mucha confianza porque me pregunta dónde me gusta jugar y qué jugadas prefiero hacer. Tiene la autoridad para situarte en el lugar indicado para tener éxito. Estoy muy ilusionado. Queremos salir ahí fuera y competir por él.”

El inicio de la temporada está fijado para el 22 de diciembre. Para entonces, los Bulls habrán estado un total de 287 días sin disputar un partido oficial en la NBA. “Creo que esta podría ser la primera vez en años que espero con ansias un partido de pre-temporada”, broméo LaVine. “Tenemos prácticamente el mismo equipo, aunque hemos sufrido un lavado de cara en nuestra oficina principal y en el cuerpo técnico. Trabajaremos en ello y seguiremos mejorando. El objetivo sigue siendo el mismo: salir y ganar todos los partidos. No hemos ganado mucho en los últimos dos años, pero tenemos que mantener la mentalidad de que seguiremos mejorando y esforzándonos para llegar a los playoffs.”

Pronto, podremos presenciar sobre la cancha lo que lleva varios meses trabajándose sobre el papel.

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.