Bello tributo de los Warriors a las figuras de Kobe y Gianna

Han pasado ya 13 días desde que perdimos a Kobe, su hija Gianna y los otros siete pasajeros con quienes compartían helicóptero. Y pasarán trece meses y también trece años, y los homenajes, aunque cada vez más espaciados, no dejarán de sucederse ante una figura imborrable y por abandonarnos mediante un suceso tan triste.

Ayer, como anfitriones de Los Ángeles Lakers, les tocó el turno a los Golden State Warriors, franquicia hermana en su estado de California. Y no escatimaron en nada.

Una camiseta con los números 24, 8 (por Kobe) y 2 (por el dorsal que lucía Gianna en su equipo), fue colocada sobre cada uno de los 18.064 asientos que pueblan sus gradas. El Chase Center reflejó un lleno absoluto para un homenaje al que no quiso faltar nadie, y no quedó prenda sin recoger.

Antes del comienzo del partido, ya con el estadio a rebosar y justo antes del salto inicial, los videomarcadores reprodujeron un vídeo commemorativo ensalzando la figura de La Mamba para la ocasión, para a continuación guardar una posesión al completo de silencio como guiño más reproducido en los distintos pabellones de la Liga.

No faltaron Klay Thompson, Draymond Green ni tampoco en el banquillo junto a sus compañeros, y con el base luciendo una camiseta especial con el número 24 enorme en la pechera bajo la americana.

Steph se ha perdido los cuatro careos que Lakers y GSW han tenido esta temporada, y aunque regresase esta RS el calendario no les depara más cruces, por lo que su tributo desde dentro de la cancha, donde más brilla, tendrá que esperar unos meses más.

“La tragedia nos ha golpeado muy cerca de casa”, dijo Steve Kerr. “Todo el mundo se ha sentido muy afligido y creo que nuestra institución ha hecho un gran trabajo homenajeando a Kobe, Gianna y las otros siete víctimas fallecidas”.

No solo en sus entrañas. También la coraza del Chase Center se vistió de gala en las horas previas al partido ante los Lakers. Un mural enorme contemplaba a los aficionados mientras estos cruzaban las puertas de entrada, y en un lateral colgaron, gigantes, el 2 sobre fondo negro y el 8 sobre amarillo, recordando una vez más que el baloncesto es sólo un deporte y quienes lo juegan, así como quienes lo disfrutamos en la distancia, muy a menudo, una gran familia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Persiguiendo playoffs: los Spurs caen ante los Kings de un Hield sideral

Los Jazz vencen en Houston con un triple de Bogdanovic sobre la bocina

Siguiente