El padre de Marvin Bagley III pide su salida de los Kings


¿Un LaVar Ball 2.0 para animar este comienzo de 2021? Innecesario. El trepidante comienzo de regular season ya se encarga de ello. Quizás por eso borró el tuit, quizás porque el mismo era un arrebato de estupidez insultante. El caso es que los Sacramento Kings llevan seis partidos de temporada… apenas los primeros pelillos del bigote.

Absurdo que cuando una franquicia que se le presuponía ‘perdedora’ arranca el curso 3-3 con notables sensaciones, que cuando tu hijo –quien venía de casi un año en blanco por lesión– está disputando 25 minutos por encuentro y saliendo todos ellos de titular, y que cuando el staff le está dando un importante voto de confianza aún cuando su rendimiento está lejos por ahora del esperado… sufras un ataque filio-narcisista y además lo teclees en redes.

Coach Bagley, como se hace llamar en Twitter el padre de Marvin Bagley III (escogido en el Draft 2018 por delante de Doncic, Trae Young o Jaren Jackson Jr), pedía el traspaso de su hijo anoche, durante el duelo y ajustada derrota de los Kings ante Houston Rockets.

¿Los motivos? Explicítamente los desconocemos, pero implícitamente no cuesta deducir que no debe estar muy de acuerdo con el uso que está haciendo Luke Walton de su vástago dentro de pista.

Reacción comedida

Walton, preguntado inmediatamente por ello tras el encuentro, tuvo la deferencia de no darle más pábulo: “Mi mensaje es siempre el mismo; y no prestamos atención a nada de esto. La cosa va sobre nosotros y sobre lo que pasa dentro de nuestro vestuario. Donde estamos juntos y remamos juntos. Como siempre digo, para bien y para mal, hacemos lo que hay que hacer para que lo que sucede afuera no afecte nuestros chicos y en lo que intentamos conseguir”.

Y añadió sobre su power-forward: “Sabemos que tiene un futuro brillante, pero debemos ser pacientes, seguir enseñándole y haciéndole mejorar, pero está haciendo un buen trabajo”.

Con menos de 12 puntos por partido en esta media docena de encuentros, los porcentajes Bagley III no están por el momento al nivel de sus años rookie y (efímero) sophomore: 37,5% en tiros de campo y 30% en triples. Porcentajes que, lógicamente y con el paso de las jornadas, seguro mejorarán. Por ahora, nada como optar por la estrategia Lonzo Ball: mantener un perfil bajo, seguir trabajando y obviar las declaraciones de quien le puso su nombre.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.