Las collejas de Michael Jordan a Malik Monk porque casi le arruina el partido


El presidente de Charlotte reaccionó de una curiosa manera ante la metedura de pata de su jugador

Jeremy Lamb fue el héroe de la noche en Charlotte, con una canasta prácticamente sobre la bocina que dio el triunfo a los Hornets sobre Detroit. Cuando Lamb firmó ese tiró y la pelota hizo contacto en la red, la algarabía del público local pudo confundir al banquillo de los Hornets. No, el encuentro no había acabado. Por eso, la invasión de pista por parte de Charlotte se saldó con una técnica en su contra. Detroit anotó el tiro libre correspondiente, ajustó el marcador a 108-107 y tuvo algo menos de medio segundo para tratar de obrar el milagro. No pudo ser.

Sin embargo, el susto en el cuerpo lo tenía Charlotte. Y el enfado. Michael Jordan, presente en el banquillo de los Hornets, y dueño de la franquicia, no pudo contenerse con Malik Monk, protagonista de la hazaña que casi le cuesta la velada a los de Charlotte. Cuando Jordan vio que había sido Monk el culpable y que eso le podía traer consecuencias a los Hornets, reaccionó señalando a su jugador, regañándolo y dándole un par de collejas suaves como reprimenda. Al final, las sonrisas con las que cerró el asunto Jordan eran augurio de que todo quedaba en una anécdota… y Charlotte ganaba.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.