Ray Allen felicita a Paul Pierce por su reciente homenaje

, que no estuvo presente en la ceremonia de la retirada del número 34 de (jugaba al golf), ha querido mandar un mensaje a su antiguo amigo y compañero a través de su perfil oficial de Instagram. El que fuera mejor triplista de la NBA ha dejado claro que no hay rencillas entre ambos y ha destacado lo que ambos vivieron juntos 2007 y 2012.

“¡Lo que hicimos en 2008 fue muy especial! No solo para los estándares de Boston, sino para todos los estándares deportivos profesionales. La verdad es que, sin ninguno de nosotros en ese equipo, nunca hubiéramos podido hacer lo impensable. Pasar en un año del último puesto a ganar la NBA. ¡Pero lo hicimos! Lo hicimos: Paul Pierce, Kevin Garnett, Rajon Rondo, Tony Allen, PJ Brown, Sam Cassell, Glen Davis, Eddie House, Kendrick Perkins, Scott Pollard, James Posey, Leon Powe, Gabe Pruitt, Brian Scalabrine, Doc, Danny y todos los miembros de la organización de los . Nuestras esposas, niños, familias, seguidores de la ciudad de Boston, y sí, yo también. En los últimos años me han criticado, me han reprendido y han manchado mi nombre. Puede que no quiera escuchar esto, pero siempre seré un celtic (es un hecho). Siempre apreciaré aquellos lazos que compartí con todos mis compañeros de equipo y con la gente de Boston (verdad). Todos dimos lo que teníamos. Todos ganamos y todos levantamos el estandarte de aquel Campeonato de 2008 juntos (Ubuntu). Paul Pierce fue el primer tipo que nos recibió a Kevin y a mí con los brazos abiertos en su casa y desde el primer día nunca miramos hacia atrás. Paul y yo hemos hablado mucho sobre nuestro tiempo como compañeros, yendo a la batalla noche tras noche sabiendo que podíamos contar el uno con el otro y también hemos hablado sobre mi decisión de irme en la agencia libre. Una elección que hice por mi familia. A pesar de lo que hayas leído o escuchado, o de lo que se rumorea, no hay nada más que cariño. Paul y yo estamos más interesados en construir puentes que de levantar muros. A Paul, número 34, felicitaciones por tener tu número entre las vigas. Te aplaudo por tu compromiso con la ciudad de Boston y con nosotros, los campeones de la NBA en 2008”.

Allen, traspasado desde Seattle Supersonics, tuvo en Boston unos promedios de 16,7 puntos, 3,4 rebotes, 2,7 asistencias, un 40,9% en triples y 35,7 minutos en 358 partidos oficiales. Tras cinco campañas en Massachusetts decidió unirse al proyecto de LeBron James en Miami Heat, por lo que fue duramente criticado por sus ex compañeros. En Florida se alzaría con su segundo campeonato en 2013.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Tyronn Lue, encantado con los nuevos fichajes

‘Los tres segundos’, la regla más discrecional de la NBA

Siguiente