Bogut, justo a tiempo: ¿debut y titularidad?


Paul Bettany, en el poco arriesgado film de Richard Loncraine, ‘Wimbledon’, encarnaba a Peter Colt, un jugador de tenis profesional más cerca de pelotear con señoras jubiladas en un club de campo que de volver a repartir winners y aces en el exigente circuito ATP. Siendo casi un olvidado del ranking y alejándose semana a semana del top-100, recibía, casi a modo de palmadita en la espalda, una invitación para disputar su último Gran Slam antes de la gris retirada.

Una superstición en forma de amante, una buena ración de suerte y otro par de coincidencias más, le pusieron en disposición de hacer algo que hacía años que no saboreaba. Una pista central abarrotada, ojos y objetivos persiguiendo sus pasos… la gloria a su alcance. Del lodo a los altares.

Andrew Bogut dejó de ser complemento NBA para convertirse en el atractivo y gran estrella de los Sydney Kings. De promediar 5,4 puntos en los Warriors y menos de 2 en los Lakers a convertir el doble-doble en una sencilla rutina en su regreso a Australia. Un indiscutible paso atrás.

Y a sus 34 y sin lesiones, está listo para volver a la tierra que hace catorce años le abría los portones de la fama y el éxito, reconociéndolo como número uno del Draft.

Cousins: cómplice necesario

Y resulta paradójico, casi coltiano, que el regreso a las pistas de Bogut pueda coincidir con la desafortunada baja de DeMarcus Cousins, pendiente de una resonancia magnética que le confirme la seriedad del esguince sufrido en el pasado choque ante los Thunder.

ESPN ha revelado que desde GSW ya han dado luz verde a Steve Kerr para que tire, cuando lo estime oportuno, del pívot con el que se proclamó campeón de la NBA en junio de 2015. Un quinteto que cuatro años después casi podría reeditar con un sólo (e irrisorio) cambio: Barnes por Durant.

Por lo demás, si así lo dispone, Kerr podrá alinear a cuatro de los titulares con los que arrancó su borrachera de éxitos desde el banquillo. Cuatro años más viejos; cuatro años más experimentados; cuatro años más castigados… y tan contenders como nunca o siempre.

Hoy los Warriors se cruzan con los Spurs de Popovich. Y Andrew Bogut, el jubiletas, puede ser titular. Sin dramatismos nostálgicos; después de todo, es casi cuatro meses más jóvenes que el MVP de aquellas Finales y hoy, todavía, sexto hombre del equipo. Andre Iguodala.

(Fotografía de portada de Cameron Spencer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.