Boston refuerza su juego interior con Daniel Theis y Vincent Poirier, que llega desde Baskonia

Los Boston han podido retocar sus filas interiores en el presente mercado de agentes libes 2019. Si, primero, se habían granjeado la llegada de Enes Kanter, que apunta a ser el pívot titular de Brad Stevens la próxima temporada, poco después han asegurado un mínimo de fondo de armario en la pintura.

Tal como pudo airear el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN), los Celtics han conseguido certificar el regreso de , jugador que era agente libre restringido y al que Boston podía mantener en sus filas siempre que igualase cualquier propuesta procedente de otro lugar; tenía ese derecho pero no ha hecho falta acogerse a él puesto que ambas partes han llegado a un encuentro antes de escuchar a otras organizaciones. El acuerdo entre Theis y Boston se ha fijado, según Woj, en dos años más de contrato a cambio de 10 millones de dólares.

Los Celtics podrán firmar a Theis por dicha cantidad valiéndose de la excepción Early Bird que poseían en el caso del jugador alemán. Dicho regate a la contención salarial permite, en este caso a Boston, ofrecer dinero rebasando el límite gracias a que se trata de un jugador que estuvo con los verdes las dos últimas campañas.

No han quedado ahí los refuerzos de los Boston Celtics, pues como pudo hacerse eco Shams Charania (The Athletic), la organización que preside Danny Ainge también certificó la llegada de , jugador que esta pasada temporada militó en el Saski Baskonia de la Liga Endesa y Euroliga.

Poirier es un desconocido para el mundo NBA pero no en Europa. Hablamos de un pívot francés de 25 años que roza los siete pies. Sus promedios esta temporada en Vitoria fueron de 9,1 puntos y 6,2 rebotes en algo más de 20 minutos de promedio en la cancha.

El acuerdo entre el pívot francés y los Celtics es por dos años.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

DeMarcus Cousins no tiene tanto mercado como esperaba

Anthony Davis, sobre renunciar al bonus de 4M: “El dinero viene y va, el legado es para siempre”

Siguiente