Chicago consigue más espacio salarial librándose del contrato de Omer Asik

Los Chicago se han librado, por fin, del contrato de . La NBA ha atendido la petición de la franquicia de Illinois de invalidar la última parte de la vinculación que todavía permanecía vigente por ambas partes, como ha podido informar en primer lugar el periodista Shams Charania (The Athletic).

Los Bulls consiguen de esa forma 3 millones más en su cap hábil de cara a la temporada que viene, que podrán emplear en mejorar su plantilla este mismo verano.

Asik fue adquirido por Chicago en la temporada 2017-18 y poco después, tras solo 18 partidos disputados, en septiembre la entidad descubrió en el jugador una dolencia incompatible con la práctica de deporte profesional: Asik padecía una artritis inflamatoria que le impedía seguir entrenándose de manera normal; ya no podría seguir siendo jugador NBA.

Ante esos hechos, los Bulls cortaron el contrato del pívot turco el pasado mes de octubre, adeudándole todavía las cifras de su entonces contrato vigente. 11 millones la pasada temporada y 14 en la siguiente, la 2019-20. De esos 14 para el curso que viene, solo tres eran garantizados y eran los que Chicago estaba obligado a abonar al jugador y, además, ocupaban hueco en el espacio salarial de la franquicia. Los Bulls solicitaron a la NBA anular que dichos tres millones contasen para el cap dado que se trataba de un jugador que se había tenido que retirar por problemas físicos irreversibles. Y finalmente la liga ha accedido a tal petición.

De esa manera, los Bulls cuentan con algo más de espacio para decorar su plantilla este verano; en total disponen de 23 millones de dólares sin comprometer.

Según el periodista K.C. Johnson (Chicago Tribune), la intención de la franquicia es emplear los 23 millones en dos agentes libres que refuercen el equipo y un tercero podría llegar a través de la Room Mid-Level Excepcion, que habilita a las franquicias fichar a un jugador sin sobrepasar el límite salarial con una cantidad cercana a los 5 millones de dólares.

Asik (aún 32 años) es uno de los casos más sangrantes de jugadores que se han beneficiado de contratos por encima de su valor real en la cancha. En diez años en la liga, el saldo económico final del turco es de 72 millones generados.

(Fotografía de portada: Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Knicks también se reunirán con Kawhi Leonard

Kelly Oubre Jr. será agente libre restringido

Siguiente