Chicago esperará a la agencia libre de 2019

Toca prepararse para un nuevo año de derrotas por Illinois. Aunque de cara a la próxima agencia libre contarán con un interesante espacio salarial para renovar la plantilla, los últimos informes apuntan a que la gerencia se inclina por esperar hasta 2019 para ser agresivos y buscar las piezas necesarias para dar un salto de calidad.

Con ese planteamiento los esperan poder desarrollar a sus jóvenes talentos –léase , y –, antes de hacer un gran movimiento con alguna pieza como Klay Thompson, Kawhi Leonard o Kyrie Irving, quienes podrían considerar a Chicago tras ver la evolución de los mencionados jugadores, informa Mark Schanowski de NBC Sports Chicago.

Este escenario difiere bastante del que John Paxson auguraba tras el final del curso, cuando admitía un tanking que esperaba no tener que repetir. “Lo hicimos este año sintiendo que era lo mejor para los Bulls a largo plazo. No es una situación que ninguno de nosotros quiera volver a vivir nunca más, ya que va contra lo que cree cualquier persona competitiva… Pero el sistema está montado así”.

Esperar un año más parece ser el enfoque correcto. Ya no hablamos de querer, sino de poder. Si Chicago supiese que yendo con todo en 2018 lograrías firmar una estrella, probablemente se lanzarían a por ello, pero es que en este caso parece poco probable que consigan alguien lo suficientemente bueno como para transformar al equipo de esa manera.

Ante esa problemática, de poco serviría firmar un par jugadores que les hiciesen ser un poco mejores, pero no lo bastante. Entre estar a la cola de la liga y optar a los mejores jóvenes o vivir a mitad de camino –sin playoffs ni en los primeros puestos de la lotería–, la elección parece sencilla.

Espacio para lo jóvenes

Más allá de lo que pudiesen conseguir con los 25 millones de dólares que está proyectado tengan en la agencia libre, quizás el planteamiento de los de Illinois tenga una base sólida en los jóvenes jugadores con los que cuentan. Markkanen, quien en su año de novato ha mostrado grandes maneras, necesita un sitio importante en la rotación para seguir creciendo. Y luego tenemos los casos de Zach LaVine y Kris Dunn, quienes por diversos problemas físicos no han podido mostrar todo su potencial. Un año más puede marcar la diferencia.