Dallas, a la caza de una tercera estrella


Dallas Mavericks tiene claro que desea que su proyecto crezca a partir de dos piezas fundamentales: Luka Doncic y Kristaps Porzingis. Más allá de ellos, en la oficina de Texas entienden que es momento de no cerrar puerta alguna. El grupo de jugadores que los acompañaron el curso pasado les dio para llegar holgadamente a playoffs y pelear ante Los Angeles Clippers. Pero los Mavs quieren más, y si para ello hay que construir una plantilla nueva… que así sea.

Esa es la información que maneja Brad Townsend de Dallas Morning News. Según fuentes de este periodista, Dallas quiere ganar ya y para ello ha colgado el cartel de transferible a todos los jugadores de su plantilla que no sean Doncic y Porzingis; es más, ya estarían trabajando para hacer posible que sus actuales activos les permitan dar un nuevo paso al frente, el cual se traduce en conseguir una tercera estrella.

Los Mavericks están convencidos de que se encuentran realmente cerca de poder asaltar el campeonato. Saben por supuesto que el mercado de cara a la campaña 2020-21 será muy complicado, pero justo quieres aprovecharlo estando incluso dispuestos a absorber contratos que podrían definirse como tóxicos si ello supone que llega una tercera estrella al equipo. Nombres que podrían estar en esa línea… Difícil definirlo. Por un lado habría que conocer qué posición desean reforzar y por otro qué jugadores entienden que sería una estrella. Chris Paul, Al Horford, Tobias Harris… Toca esperar.

Lanzarse por ese tercer jugador de gran nivel es solo parte del plan. Dallas quiere trabajar en varias líneas de acción para poder reaccionar en caso de que algo no saliese como esperan. Así, según el citado periodista, también desearían hacerse con un puesto para la lotería del draft; es decir, con alguna elección entre las posiciones número ‘1’ y ’14’. Actualmente poseen ya los picks ’18’ y ’31’ para la ceremonia que tendrá lugar el 18 de noviembre de forma virtual desde los estudios de ESPN.

Lo que perderían

Dallas no contaba el curso pasado con el mejor roster de la competición en cuanto a profundidad, pero sin duda tenía a jugadores interesantes para rodear a Doncic. Seth Curry destacó como un fantástico anotador y triplista que puede desatascar un partido en el que los demás no estén acertados. También tenemos a Maxi Kleber, cuya aportación fue más que interesante, y a otros como Dwight Powell, quien hasta su grave lesión se entendió a las mil maravillas con el genio esloveno. ¿Dejar atrás todo eso por una tercera estrella? Habría que pensárselo bien.

¿Y Antetokounmpo?

Aquí surgen aún más dudas. Dallas sabe que tiene el jugador sobre el que construir con Luka Doncic, pero de igual modo entiende que él solo no puede ganar y que Porzingis, pese a ser muy bueno, no ha dado garantías a nivel físico desde su llegada al equipo. Esos ingredientes se suman al hecho de que Giannis Antetokounmpo –MVP de las dos últimas temporadas– podría estar disponible en verano de 2021. Si ahora se hacen con una tercera estrella cuyo contrato se extienda más de un año, complicarían enormemente la incorporación del griego. Obvio que aunque esperen doce meses no será seguro que lo consigan, pero no intentarlo tampoco debería ser una opción. Lo único claro en estos momentos es que los Mavs quieren ir cuanto antes a por el anillo.

(Fotografía de Katharine Lotze/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.