Derrick Williams se aleja de la NBA y apunta a Alemania

Número 2 del Draft, cualidades atléticas envidiables y un arsenal ofensivo que no se queda atrás. Aptitudes, fantásticas, que han cedido a su deplorable actitud.

Su dosis de culpa, este es otro tema, también debería pender sobre las franquicias de la NBA. Las 30; por acción y por omisión. Que no esté en la NBA es tan sangrante como que Andray Blatche gastara sus últimos años de increíble talento en China. Pero así están las cosas.

Así pues, Williams, por su defensa (pasiva), por sus fundamentos (primarios) y por haragán, pierde barco tras barco, tren tras tren, a la NBA… y destila conformismo europeo. Se acerca a Alemania. Concretamente, al Bayern de Munich.

Europa y a esperar

Así lo desvela HoopsHype, vía Eurohoopsnet, lo que vendría a suponer que el forward de 27 años (no hay edad mejor) da un tremendo salto hacia atrás, al no conseguir equipo en esta agencia libre, y más allá de lo que pueda suceder una vez lleguen los playoffs y los equipos clasificados busquen refuerzos específicos en el extranjero.

D-Will jugó sus últimos partidos —obviando su paso casi clandestino por L.A—con la camiseta de los Cavaliers, junto a LeBron James, llegando a cuajar, incluso, algún notable y esperanzador partido.

Humo pronto diseminado. Tyronn Lue no tardó en sentarlo en el banquillo donde volvió a morir en la sombra y el ostracismo. Su triste sino.