El descartado siempre sería Okafor

La consigna siempre ha estado clara y cada vez parece más inminente. En la pintura de los Philadelphia no hay hueco para tanto talento e incertidumbre; alguien tiene que salir.

Y el más señalado curiosamente lleva tiempo siendo el que más talento ha demostrado hasta la fecha, el número 3 del draft del año pasado y quinto en la carrera por el ‘Novato del año’, . Y es que los Sixers cuentan con un mucha clase ofensiva ya demostrada en Okafor y otra —para muchos con mayor potencial aún— todavía por ver en la bestia que se presupone que es . Pero para proteger el aro sólo tienen a uno, . Y a lo largo de la temporada ha quedado claro que él y Okafor juntos, no ligan; -20 puntos de media ha sufrido su equipo cuando ambos han coincidido en pista.

Keith Pompey, del Philadelphia Inquirer, indica que en caso de optar por descartar a una de sus promesas de la zona pintada, desde los despachos, ahora bajo el control de , “preferirían traspasar a Okafor”. A cambio esperarían obtener algo tan valioso como lo que entregan —que lo es y mucho—, pero eso podría complicarse, sabiendo los otros 29 equipos el creciente interés que hay en el seno de los 76ers por liberarse de alguno de sus hombres grandes.

El draft (y la llegada de Imgran o Simmons) sin duda agitará el tarro de las esencias y cualquier posible salida se producirá entonces una vez sabido lo que los Sixers quieren y/o necesitan para dar equilibrio a su plantilla. Todas las demás franquicias, especialmente las que no cuentan con un buen pick en esta hornada, saben ya que un jugador que estuvo cerca de haber sido número 1 del Draft 15, que en su primer año ha promediado 17,5 puntos con un 50,8% de acierto y que en su año sophomore sólo cobrará 4,8 millones de dólares, tiene el cartel de transferible.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Warriors – Cavs: ¿último partido del año?

Speights ha perdido el respeto por LeBron James

Siguiente