Dion Waiters sufre un ataque de pánico tras consumir un comestible con cannabis

Lo de es de juzgado de guardia. Indisciplinado, provocador… y ahora protagonista de uno de los episodios más extravagantes en la NBA desde hace bastante tiempo. Según informan fuentes de ESPN, el jugador de Miami sufrió un ataque de pánico en el vuelo del jueves que llevaba al equipo a Los Ángeles para jugar contra los Lakers. ¿El motivo? Por consumir golosinas con cannabis (contenía tetrahidrocannabinol, THC). Tal cual.

Waiters tuvo que recibir tratamiento médico una vez el avión aterrizó en California. El equipo dejó a su jugador fuera de la lista de participantes en el duelo ante los angelinos, resaltando que se trataba de una baja por enfermedad. Curiosamente, Waiters se perdió el duelo de la noche anterior ante los Suns debido a unos dolores en el estómago y, buscando tomar algo que le quitara esas molestias, ingirió las susodichas chucherías.

Aunque Miami de momento no ha querido hacer ninguna comunicación oficial, la liga es muy clara con el aspecto legal que envuelve una circunstancia tan inverosímil como esta: está prohibido el uso de cualquier sustancia que contenga THC, principal constituyente psicoactivo del cannabis.

Inicio preocupante de curso

Llevamos poco tiempo con esta nueva temporada, pero Waiters ya la ha liado previamente con su franquicia. Hace apenas tres semanas, Waiters fue suspendido con los Heat por conducta inapropiada. Le suspendieron con un partido debido a su “conducta perjudicial para el equipo”, tal y como recalcó el mismo Pat Riley. El presidente de Miami llegó a decir que “se han dado un número de incidentes inaceptables que han culminado con su conducta no-profesional en el banquillo en la noche de ayer. Como consecuencia, hemos decidido suspenderle”. Al parecer, lo que provocó esos berrinches de Waiters fue que no estaba contento con su rol de jugador no titular.

(Fotografía de portada de Streeter Lecka/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

D’Angelo Russell, incapaz de contener la sangría