Empieza a oler a año en blanco de Michael Porter Jr.


Su desplome en el Draft fue la primera gran pista. Esa espalda estaba en peores condiciones de lo que se había filtrado hasta entonces. Los cuerpos médicos de las franquicias de la NBA sabían algo que la prensa no. Rumores de lesión crónica, grave e inhibidora de facultades, provocaron que Michael Porter Jr., que apenas 24 horas antes de la ceremonia destilaba aroma a top-5, cayera hasta el estertor de los puestos de lotería: pick 14º, rumbo a Denver.

Ellos hicieron la elección arriesgada, pero ahí terminó la locura. De ahora en adelante todo será paciencia, cautela y tesón con el forward. La que haga falta; sin obsesionarse con el transcurrir del calendario. ¿Toda una temporada? Por qué no.

Philly, el ejemplo a seguir

La historia reciente, buscando la analogía en otros clubes, nos dice que merece la pena esperar. Los 76ers se han convertido en unos maestros en la materia.

Un año en blanco de Joel Embiid y Ben Simmons nos trajo a cambio un novato (y medio) del año, y el primero ya es todo un pívot titular en el All-Star Game. Escuchar al cuerpo tiene su recompensa. Y con Porter, todo potencial y 20 años de edad, justifica cualquier demora en su debut.

Denver, el panorama ideal

Algo que encuentra más respaldo si cabe en la situación del que será su equipo en la Liga. Los Denver Nuggets, una organización que acaba de renovar por una millonada a su hombre estrella, Nikola Jokic, y amarrado su revulsivo, Will Barton, pero que no por realizar dichas inversiones deben esperar, ni ellos ni su afición, espectaculares resultados. El objetivo vuelve a ser el mismo que el curso pasado: los playoffs.

Este año se les escurrían en la última jornada, y en Colorado han de mentalizarse de que algo así (quizás no de un modo tan cruel) puede volver a suceder.

El Oeste se ha fortalecido más si cabe. Ha llegado LeBron James y Kawhi Leonard podría estar en camino. Además, franquicias Tankathon pase VIP se han reforzado también —vía NCAA y agencia libre— y están en condiciones de disparar sus prestaciones en la próxima campaña. Hablamos de Phoenix, Sacramento, Lakers o Dallas.

Rotación merypoppiana

Los Nuggets, de hecho, están en el epicentro de una bisagra que tan pronto puede lanzarlos hacia arriba como hundirlos estrepitosamente abajo. Una vez más su arma de doble filo vuelve a no ser un quinteto estelar, sino un roster profundo. Y éste es el tercer y definitivo argumento que puede provocar que Porter no se desvirgue en la NBA hasta el curso 2019-20.

“Entendimos la situación riesgo/recompensa con Michael Porter Jr., y sentimos que tenía demasiado talento para dejarlo pasar con nuestra catorceava elección”, ha dicho Mike Malone, coach de los Nuggets, en una entrevista para NBATV durante la Summer League que se está celebrando en su ciudad.

“Vamos a ser pacientes. No vamos a arriesgar una vuelta precipitada. Tenemos un muy buen equipo para el curso que viene, muy profundo, por lo que no hay razón para que nos obliguemos a decir ‘Michael tiene que jugar este año’. Así que vamos a darle todo el tiempo y tratamiento que necesite para que se reponga, y afortunadamente y quizás pueda volver y ayudarnos en algún momento del año”.

En definitiva. Si juega esta temporada, bien; si no, bien también. La prioridad es que cuando esté de vuelta, el ex de los Tigers lo haga en un estado óptimo y así pueda demostrar lo que muchos todavía sospechan: que es el auténtico y descarado robo del Draft.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.