Houston y House no llegan a un acuerdo para un contrato estándar y el jugador regresa a la G League


El exterior, con contrato dual, ha cumplido el máximo de días permitidos en la NBA este curso y se ve obligado a volver a la liga menor

Más problemas en Houston, que pierde quizá para toda la temporada a una pieza que se había revelado como efectiva y de buen uso ante la plaga de bajas de los texanos. Según señala ESPN, los Rockets y Danuel House no han llegado a un acuerdo para convertir el contrato dual del alero en estándar.

¿Qué supone esto? Que al haber cubierto el máximo de días en la disciplina de una franquicia NBA que pone como límite cada curso el Two-Way Contract, House debe regresar a la G League y jugar con el afiliado de Houston, los Rio Grade Valley Vipers, bien hasta final de curso o bien hasta que llegue a un acuerdo con los Rockets y convierta su contrato dual en estándar, la única forma esta de que pueda jugar desde ahora a las órdenes de Mike D’Antoni. Ese máximo de días es de 45, pero en el caso de House son 33, debido a la prorrata correspondiente desde su firma del contrato de dos vías, a inicios de diciembre.

Falta de acuerdo entre las partes

Jugador y franquicia negociaron hasta el límite de tiempo para que House tuviera un contrato al uso y ocupara una de las 15 plazas de la plantilla. Sin embargo, informa ESPN, fueron conversaciones fallidas. En primera instancia, Houston ofreció tres años por el mínimo salarial y nada garantizado, oferta rechazada, como lo fue la de tres años también por el mínimo salarial, pero en este caso todo el dinero garantizado.

“Las rechazamos y solicitamos a Houston convertir su contrato dual en uno estándar hasta el final de curso”, comentó su agente Raymond Brothers a ESPN. House, que entró en los Rockets el 26 de noviembre y que fue cortado a principios de diciembre para dejar sitio en la plantilla a Gary Clark, suscribió después es contrato dual que los Rockets han exprimido hasta el límite. Si sigue bajo un Two-Way, House será agente libre restringido este verano.

A sus 25 años, House, natural de Houston, está en su tercera temporada en la NBA, tras jugar 1 partido de la 2016-17 con los Wizards y 23 duelos de la pasada campaña con los Suns, también bajo contrato dual. Tras hacer la pretemporada de 2018 con los Warriors, ha sumado en los Rockets 25 partidos, 12 de titular, para 9,0 puntos, 3,6 rebotes y 1,0 asistencias.

Nunnally, en la recámara

Ante estas circunstancias, los Rockets necesitan profundidad de banquillo y han puesto sus ojos en James Nunnally para firmarle un contrato de 10 días, según señala el Houston Chronicle. Nunnally jugó 13 partidos de la 2013-14 entre los 76ers y los Hawks y tras pasar por Europa, regresó este 2018-19 a la NBA, con los T-Wolves y un contrato no garantizado. Fue despedido a principios de enero después de 13 partidos y 4,9 minutos y 2,1 puntos de media.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.