Isaiah Thomas jugará en Denver Nuggets

, agente libre sin restricciones tras finalizar su compromiso con Los Angeles Lakers, ha sellado un acuerdo para jugar la próxima temporada en Denver , informa Adrian Wojnarowski de ESPN. Según el citado periodista, el base firmará únicamente por una temporada y 2 millones de dólares; es decir, el mínimo salarial para un jugador de su veteranía.

Thomas se volverá a ver las caras en Denver con el técnico Mike Malone, quien ya le entrenó en Sacramento en la temporada 2013-14 y ahora volverá a hacerlo cuatro años después. Según ESPN el rol que se le ha ofrecido a Thomas es el de salir desde el banquillo para aportar anotación y creación de juego en la segunda unidad, una idea que los Nuggets se pueden permitir debido al bajo salario que percibirá el base y a la duración del contrato.

Seleccionado en el puesto 60º de la segunda ronda del Draft 2011 por Sacramento Kings, la carrera de Thomas llegó a su punto más alto vistiendo la casaca de Boston Celtics. Una complicada lesión de cadera y sus exigencias salariales provocaron su salida de la franquicia de Massachusetts, recalando junto a LeBron James en Cleveland Cavaliers.

Su adaptación en Ohio no fue todo lo positiva que hubiera esperado, y en el mercado invernal los Cavs le enviaban a los Lakers al no contar con él para el futuro. Con el conjunto de oro y púrpura promedió 15,6 puntos, 2,1 rebotes y 5 asistencias en 26,8 minutos a lo largo de 17 partidos —la pasada campaña apenas disputó 32 partidos en total, 15 con Cleveland y 17 con Lakers—, números muy lejanos a los 28,9 puntos, 5,9 asistencias y 2,9 rebotes que logró en su último curso con los Celtics, cuando fue el quinto jugador con más votos recibidos para el MVP de la regular season.

Thomas, quien aún se está recuperando de una operación de cadera a la que se sometió en abril, espera aprovechar esta temporada como la que le sirva para recuperar su salud al completo y volver al mercado de agentes libres en 2019 para buscar un nuevo contrato de mayor importe. Hay que recordad que en su época final en Boston, Thomas esperaba conseguir un contrato que rondase los 100 millones de dólares por tres temporadas.