James Borrego atrae la atención de Houston y Memphis

Desde el final de la temporada regular, 10 equipos, un tercio de la NBA, decidieron cambiar de técnico. Dos de ellos, y , están aún indecisos sobre quién es el candidato ideal para hacerse cargo de sus respectivos banquillos. Y un entrenador que se ha ganado el interés de ambas franquicias es .

El actualmente asistente de Gregg Popovich en San Antonio, y brevemente entrenador interino de los Magic a final de la temporada 2014-15, es uno de los principales favoritos para reemplazar a David Joerger en Memphis. Tras haber perdido a Frank Vogel, ya confirmado en Orlando, James Borrego es el candidato que más ha impresionado a la gerencia de los Grizzlies y es uno de los finalistas con más opciones de hacerse con el puesto.

Pero Houston también quiere evaluar el impacto que Borrego tendría al frente del equipo. Según Marc Stein, de ESPN, los Rockets entrevistarán la próxima semana a James Borrego para el puesto de entrenador que dejó vacante J.B. Bickerstaff. Si bien otros candidatos como Mike D’Antoni o también están considerados como serios candidatos, la entrevista a Borrego hace pensar que aún hay dudas desde la franquicia tejana sobre qué entrenador es el ideal para devolver a los Rockets a los primeros puestos del Oeste.

Borrego, de 39 años de edad, tiene el aval de Gregg Popovich y su experiencia en Orlando como sus mejores activos. Tras haber trabajado durante 7 temporadas en San Antonio, donde empezó como coordinador de video, Borrego pasó después por los banquillos de New Orleans y Orlando como asistente, antes de tomar las riendas de los Magic en febrero de 2015 tras el despido de Jacque Vaughn. Finalmente, la temporada pasada regresó de nuevo a San Antonio, recuperando su posición como uno de los hombres de confianza de Popovich.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Tomas Satoransky, sin prisa por ir a la NBA

Curry resta importancia a las molestias en su codo

Siguiente