Jimmy Butler se reunirá con los Timberwolves para analizar su situación

No son momentos fáciles para los Minnesota . La franquicia afronta ahora mismo dos situaciones trascendentales, a saber, la extensión del contrato de Karl-Anthony Towns y la posible salida a la agencia libre de en 2019, jugadores cuya relación mutua no parece atravesar su mejor momento. En este contexto, la franquicia ha fijado una inminente reunión que incluirá al propio Butler y , tal y como ha informado Shams Charania para The Athletic.

Según apunta Adrian Wojnarowski, de ESPN, dicha reunión tiene como objetivo marcar cuál será el tono de las futuras negociaciones. Pese a la estrecha relación entre jugador y entrenador desde su época en los Bulls, la salida de Butler de Minnesota parece una opción real, y la franquicia podría verse obligada a tomar una decisión rápida en función de cuáles sean las intenciones del alero. Tal como han apuntado fuentes de la propia franquicia, “cualquier cosa que tenga que ser anunciada, lo será”.

Con todo, el futuro del jugador no es el único que está ahora mismo en el aire. Wojnarowski ha afirmado también que Glen Taylor, dueño de la franquicia, tiene ciertas dudas acerca de la gestión de Thibodeau y del general manager Scott Layden, y que incluso se planteó hacer algún cambio durante el verano. Si Butler, cuya llegada supuso la salida de Zach LaVine, Kriss Dunn y un pick 7 del Draft que acabó siendo Lauri Markkanen, acaba abandonando la franquicia, es posible que alguien más acabe pagando los platos rotos.

Las opciones de Butler

Actualmente, Jimmy Butler parece ser quien lleva las riendas de la situación. El alero tiene contrato hasta 2019, y podrá decidir entonces si hace efectiva su opción de jugador para seguir en Minnesota un año más o si opta por salir al mercado. Esta segunda opción parece la más viable, pues los 19 millones que recibiría si ejecutase dicha opción se alejan bastante de lo que podría recibir como agente libre. De hecho, Butler ya rechazó este mismo verano una extensión de 110 millones en cuatro años.

Es más, incluso aunque su deseo fuese permanecer en los Wolves, su salario podría aumentar cuantiosamente en caso de salir a la agencia libre, concretamente hasta el máximo de 189 millones en cinco temporadas. En cualquier otra franquicia, Butler no podría firmar por más de 140 millones a recibir en cuatro años.

Dadas las múltiples opciones que maneja el jugador, la intención de la franquicia en esta reunión es que la conversación sea lo más sincera posible. Si su situación en Mineápolis se ha tornado irreversible, los Timberwolves tendrían que actuar rápidamente si no quieren perder al jugador en julio sin obtener nada a cambio. Ocurra lo que ocurra en los despachos del Target Center, parece que habrá culebrón para rato.