Kemba Walker firmará con Boston Celtics: 4 años y 141 millones de dólares

Sábado de locura. Shams Charania, de The Athletic, informa de que tiene pensado aceptar la oferta que le han hecho los para pasar a formar parte del equipo. Este contrato por el máximo alcanzaría los 141 millones de dólares a percibir en un total de cuatro años.

De este modo, Walker se habría decantado por un cambio de franquicia, después de conocerse que los Hornets le habrían ofrecido 60 millones menos del super-máximo. Es decir, un total de 160 millones a repartir entre cinco años, cantidad inferior a la puesta encima de la mesa por el conjunto de Boston. Kemba, por su condición de All-NBA y sus años en la liga, podía aspirar a 220, por lo que Charlotte se habría quedado 60 millones por debajo de la cantidad máxima que habría podido percibir.

Ocho son los años que Walker ha permanecido en los Hornets. Este verano estaba marcado en rojo en el calendario del jugador, teniendo que decidirse por el equipo de su vida o atreverse a dar el salto a otra organización que intentase tener unas aspiraciones mayores. Al final, la falta de un entendimiento económico ha decantado la balanza, señalando el camino que Walker tenía que escoger.

Cada temporada ha supuesto un nuevo hito en la carrera del base, superándose en cifras obtenidas e importancia demostrada en cancha. En su último curso, ha promediado 25,6 minutos y 5,9 asistencias en 34,9 minutos por encuentro.

Los últimos días, claves

Esta semana se han ido dando los pasos necesarios para ver a Walker con la camiseta verde. Ya no solo por la negativa de los Hornets a darle el gran contrato de su vida, sino porque los Celtics han sabido posicionarse en el orden de prioridades del jugador.

El pasado jueves, Adrian Wojnarowski, de ESPN, ya adelantó que Boston había emergido “como favorito para hacerse con Walker cuando la agencia libre empiece el domingo. Salvo un giro muy brusco de los acontecimientos, Kemba va a salir de Charlotte y va a acabar jugando en Boston”.

Las cifras que va a percibir el jugador encajan en la estructura salarial del equipo. Eso sí, el fichaje de Kemba dejaría nada más que entre 3 y 4 millones disponibles para fichar a un nuevo pívot si finalmente Al Horford decide abandonar la disciplina verde. De tal manera, la franquicia que preside Danny Ainge tendría que reforzar el puesto de center titular valiéndose de alguna de las excepciones salariales disponibles.

(Fotografía de portada de Streeter Lecka/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Nikola Mirotic deja la NBA y fichará por el Barcelona

Kyrie Irving se decanta por firmar con Brooklyn Nets

Siguiente