La burbuja de Orlando, ¿cuna de un nuevo ‘super-equipo’?


La era de los denominados ‘super-equipos’ pareció extinguirse este pasado verano cuando Kevin Durant abandonó los Warriors rumbo a la urbe de Brooklyn. Sin embargo, la burbuja de Orlando ha presentado una oportunidad inmejorable para generar nuevos vínculos y alianzas entre las estrellas de la liga de cara a un futuro no demasiado lejano.

Según una información de Yahoo Sports, un entrenador anónimo partícipe de la reanudación de la temporada ha sugerido que en Orlando se asentarán las bases de un nuevo equipo compuesto por varias estrellas de la competición. El técnico no cree que los jugadores afronten el aislamiento con la intención de reclutar nuevos compañeros pero opina que esto terminará ocurriendo de forma natural.

“El próximo ‘super-equipo’ saldrá de todo esto. Creo que es inevitable. Los muchachos piensan en el ahora y quieren jugar, pero también están mirando hacia el futuro. Saben que hay mucho dinero en juego para el futuro a corto y largo plazo”.

En el presente, tanto tiempo libre en el campus de Disney World permitirá que los jugadores interactúen entre sí a un nivel más profundo y cercano de lo que es habitual. Un escenario muy similar a los campus organizados por USA Basketball. Cuando LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh unieron sus fuerzas en Miami en 2010, muchos creyeron que los tres habían allanado el camino y discutieron dicho desenlace durante el verano que pasaron juntos por la disputa de los Juegos Olímpicos de 2008.

También conformó el contexto que dio origen a la relación entre los actuales jugadores de los Nets Kevin Durant, Kyrie Irving y DeAndre Jordan cuando los tres compartieron equipo olímpico en Río Janeiro en 2016, evento que tuvo lugar apenas unas semanas después de que el alero abandonara Oklahoma City para firmar por los Warriors.

Actualmente ya existen conjuntos bastante potentes en cuyas plantillas habitan varias estrellas. Es el caso de Lakers, con LeBron y Anthony Davis; Clippers, con Kawhi Leonard y Paul George; Rockets, con James Harden y Russell Westbrook; o los propios Nets. No obstante, el entrenador anónimo sugiere que este nuevo equipo podría alcanzar una dimensión aún mayor. “Entro en mi hotel y veo [a un jugador All-Star] en el vestíbulo. Estoy en un ascensor, me bajo en un piso y puedo saber en cuál está él. Si quisiera reunirme con él podría hacerlo. Podríamos jugar al golf o ir a pescar. Hay mucho que hacer en el tiempo de inactividad. La liga no puede controlar esas cosas. Es inevitable que ocurra.”

Por su parte, la NBA se juega mucho en esta ambiciosa empresa, tanto a nivel deportivo como sanitario. La competición ha establecido un estricto protocolo de seguridad con el fin de mantener a salvo a todos los protagonistas. Sin embargo, la socialización y camadería no entran dentro de las limitaciones relativas al distanciamiento social, los límites del campus y el uso de mascarillas. El concepto de tampering pierde cabida en este entorno.

Por otro lado, el propietario de un equipo que no ha viajado a Orlando ha declarado a Yahoo Sports que este ‘reclutamiento encubierto’ no supone una gran preocupación ni tendrá ningún tipo de repercusión real. “La preocupación es que los jugadores puedan tener ventajas en relación a la visibilidad, el acondicionamiento o el tiempo de entrenamiento y juego, pero este es un terreno desconocido. Las condiciones que vendrán son inciertas, por lo que no creo que sea algo por lo que debamos preocuparnos. Al menos no de momento.”

(Fotografía de portada de Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.